Una peregrina acampa en un cementerio de Lugo para pasar la noche

El párroco de la Iglesia de San Lázaro dio un aviso a la Policía Local de Lugo porque había una persona acampando en el cementerio para pasar la noche.

Una peregrina acampa en un cementerio de Lugo para pasar la noche
Leer más
Leer más

Se trataba de una mujer alemana que estaba haciendo el camino de Santiago, y que se encontraba por Lugo en ese momento, decidió hacer un parada y como llevaba su tienda de campaña, su intención era la de dormir libremente sin tener que ir a ningún albergue u hostal para pasar la noche.

El cementerio estaba abierto, así que le pareció una buena idea y buen lugar donde refugiarse, pero con la mala suerte de que el párroco la vio instalarse y alertado, avisó a la policía local porque según la autoridad ese es el lugar de descanso para los fallecidos no para alojarse quien quiera, y seguramente el cura se pensaba que sería alguien con intenciones de otra cosa o hacer algo raro en el cementerio, pues se considera un lugar lleno de misterio e intriga.

En el lugar se personó la Policía de Barrio de la Policía Local de Lugo. Allí, se comprobó que la mujer era una caminante, fue identificada y aconsejada para que abandonase el lugar, cuestión que hizo "al momento", según explican los agentes.

La mujer había instalado su tienda de campaña pegada a las tumbas, parece que le gustaba ese ambiente. Un lugar, del que mucha gente rechaza para pasar "una noche".

getty

En esta iglesia y cementerio, recientemente se están haciendo reformas, reuniendo dinero para hacer arreglos ante las zonas dañadas existentes. La iglesia de San Lázaro y el cementerio se encuentran en el lucense barrio de A Ponte, en un entorno en el que estaba situado un antiguo lazareto.