Un diseñador estadounidense crea una línea de bikinis con cinta adhesiva

Un diseñador estadounidense crea una línea de bikinis con cinta adhesiva

El mundo de la moda nunca dejará de sorprendernos, aunque parezca que ya no queda espacio para la innovación, siempre hay alguien que es capaz de encontrar una nueva forma de llamar la atención. ¡No te pierdas las imágenes!

El mundo está muy saturado con una gran diversidad de productos diferentes, por lo que conseguir crear de la nada algo totalmente novedoso es todo un reto que muy pocos pueden lograr, pero quien lo consigue puede obtener múltiples beneficios. 

Ese es el caso de Joel Alvarez, un fotógrafo de profesión y que se autodenomina como un artista en el uso de la cinta adhesiva. Su nueva línea de bikinis hecha con este material adhesivo ha dejado a muchos con la boca abierta, y seguro que le harán una dura competencia a los también de moda, bikinis brasileños

Joel aprovecha la cinta adhsevia, la belleza de las mujeres y el erotismo para hacer una mezcla muy exitosa. 

La presentación de estos novedosos trajes de baño tuvo lugar en Miami en la 'Swim Week', bajo el título de 'The Black Tape Project'. La principal característica es que todos los bikinis están realizados con pequeños fragmentos de cinta adhesiva que el propio Joel va incorporando al cuerpo de las chicas. 

El resultado no deja de ser fascinante, pero también se plantean diversas cuestiones, como el tiempo que se tardaría en poder ponerte este tipo de bañador, si de verdad puede resistir al agua, entre otras muchas. 

Lo que ya es toda una realidad es que desde la página web del creador se pueden conseguir estos diseños en colores plata y oro a partir de 21 euros. Si todavía tienes duda de regalarle este conjunto a tu pareja, te aconsejamos que veas el vídeo en el que los podrás conocer todos los detalles. 

Quién es Joel Alvarez

A día de hoy, Joel Alvarez se da el lujo de elegir a sus clientes si estos se niegan a aceptar su marcado estilo, pero no siempre ha sido así: “Cuando comenzó Black Tape Project, tenía dos o tres contratos por año; al siguiente surgieron más y llegó el punto en el que teníamos 10 por semana. Ahí fue cuando comencé a dejar todos los otros negocios y le di toda mi atención al proyecto. Poco a poco se ha vuelto la fuente de ingreso de toda la gente que trabaja conmigo”, afirma Joel a la revista OPEN

Estadounidense, aunque de origen cubano, Joel recibió como herencia una casa en ruinas, pero nunca imaginó lo que iba a encontrar en su interior, una bolsa llena de billetes. El joven se vio de buenas a primera con 20 mil dólares para poder invertir en su propia empresa. Y fue gracias a una modelo que se inspiró a la hora de crear utilizando cinta adhesiva.

“Me presentó la idea una modelo. Ella deseaba que le hiciera un traje de cinta, sin diseño, sin control ni idea. Lo hice y a ella le encantó, pero a mí no. Eso me molestó y al día siguiente comencé a hablar con una amiga para que me dejara experimentar en ella. Nunca pensé que lo de la cinta se volvería tan grande, algo que hacer todos los días, pero empezó a crecer más y entendí cómo funciona. Ahora puedo hacer lo que quiera”, asegura.  

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse