"No puedes hacerle más daño": una niña de 15 años protegida por 300 motoristas

Acosada a los 15 años, una chica no se atreve a ir al baile. Sus padres, sin embargo, hacen todo lo posible para que ese día sea inolvidable.

"No puedes hacerle más daño": una niña de 15 años protegida por 300 motoristas
Leer más
Leer más

Felicity Warburton, de 15 años, tiene síndrome de Asperger y dislexia, pero no puede contar con la comprensión en la escuela...Desde que tenía siete años, la niña ha sido objeto de burlas y acoso aparentemente todos los días.

Un baile inolvidable

El acoso acaba haciéndole tanto daño que se sentía inútil e incluso le llevaba a tener pensamientos suicidas. Por lo que prefirió esperar con inquietud el próximo baile de graduación.

Sin embargo, su madre, Kathryn, no quiere aceptarlo y quiere que su hija pase un buen día. Así que inicia en secreto un llamamiento en Facebook para acompañar a su hija.

No recurre a cualquiera, sino a un club de motos, el WAC Motorcycle Club, pidiéndoles que estos motoristas estén al lado de su hija, para que ella se sienta segura en todo momento.

Su historia les conmovió, así que no tardaron en aparecer a las puertas del estadio de los Worcester Warriors a centenares para acompañar a Felicity Warburton a su baile de graduación.

Baile graduación getty

300 motoristas están a su lado

La sorpresa es mayúscula y Felicity no se lo puede creer: casi 300 moteros la esperan a ella sola para hacer llegar a sus acosadores el mensaje de que el acoso debe terminar y que no se le puede hacer más daño.

Su padre, Rich Morris, admite que, en realidad, sólo esperaban que hubiera diez motoristas, pero que la familia se siente abrumada por el impresionante gesto. Eso es lo que dice, según el Daily Mail:

Fueron llegando uno a uno hasta que había tantos moteros que ya no se podía ver a Felicity en el centro. Incluso recibieron la escolta de un grupo de antiguos policías y guardias de prisión. Estábamos abrumados. Felicity disfrutó cada minuto y fue increíble ver el apoyo de los moteros.

Está radiante, disfrutando de cada momento y su padre cuenta lo aliviados que estaban él y la madre de Felicity al tener por fin a su hija de vuelta.