La increíble excusa de este futbolista por llegar tarde al entrenamiento
La increíble excusa de este futbolista por llegar tarde al entrenamiento
La increíble excusa de este futbolista por llegar tarde al entrenamiento
Leer más

La increíble excusa de este futbolista por llegar tarde al entrenamiento

Los retrasos le suceden a todo el mundo, incluyendo a los futbolistas. Un hecho desafortunado que ocurrió hace varios años al argentino Guillermo Marino, quien afortunadamente tuvo una muy buena excusa.

En el fútbol, como en cualquier otro campo, llegar tarde a un partido o a un entrenamiento nunca es algo bueno. Algo que desafortunadamente puede pasarle a cualquiera, incluyendo a Zinedine Zidane, pero hay que tener una buena excusa para llegar tarde. Una avería del coche, un problema con el transporte público o una alarma que no llegó a sonar… No faltan las excusas. Pero eso no es nada comparado con la siguiente...

Cuando los extraterrestres secuestran a un jugador de fútbol

Gustavo Lorenzetti, un centrocampista del Club de Deportes Iquique en Chile, no es claramente el jugador más conocido pero ya puede presumir de una de las mejores entrevistas de todos los tiempos. El joven de 35 años fue entrevistado por el canal de Youtube LadoB sobre varios momentos de su carrera. A uno de sus antiguos compañeros, Guillermo Marino, se le pidió que participara en la entrevista, que se realizó a través de un vídeo, para contar una historia divertida de la época en que jugaron para la Universidad de Chile. No hay escasez de anécdotas en el mundo del fútbol, y si no, pregúntale a Benjamin Mendy y Kylian Mbappe...

Estamos en la mitad de la temporada 2011-2012 y Marino se pierde un día el inicio de una sesión de entrenamiento. El entrenador de la época era Jorge Sampaoli, exentrenador de Argentina y Chile y ahora entrenador del Atlético de Mineiro. El futbolista tiene una buena excusa para el retraso: fue secuestrado por extraterrestres. Una anécdota sabrosa, casi tan culta como la de Claude Makélélé, contada por Gustavo Lorenzetti:

"Nos contó que se perdió de repente y fue secuestrado por extraterrestres. Dijo que le habían quitado el alma, que la habían analizado y que lo habían cuidado durante todo el viaje. Dijo algo así".

Era difícil que el personal se mantuviera serio y no se burlara del desafortunado hombre, pero parece que Marino era más que creíble, hasta el punto de convencer realmente a su compañero de equipo en ese momento. En la entrevista, Lorenzetti admite que "dio una excelente explicación y debemos creerle". Lejos de burlarse de la situación, el chileno incluso siguió defendiendo a su antiguo compañero:

"Me lo creí, por la forma en que me lo dijo. Si lo conoces, sabes que es una persona seria. No es de los que llegan tarde a ningún sitio, es muy respetuoso. Lee libros sobre ello, así que no tengo más remedio que creerle".

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración