#JoshFight2021, la batalla viral solidaria que nació de un meme

¿Qué hacen cientos de personas que tienen el mismo nombre en un paraje inhóspito de Nebraska? La historia de cómo este meme viral se convirtió en una iniciativa solidaria será una de las mejores historias que verás hoy.

#JoshFight2021, la batalla viral solidaria que nació de un meme
Leer más
Leer más

¿Te has buscado alguna vez en Facebook para saber cuántas personas coinciden con tu nombre? Josh Swain, un estudiante universitario de 22 años de Tucson, Arizona, se aburría en casa a causa del confinamiento mientras navegaba en Facebook e hizo la prueba.

El algoritmo de la red social le devolvió miles de resultados. A modo de broma, ideó un plan: enviar a cada uno de ellos una invitación para una conversación grupal y retarles a encontrarse todos en un año y dirimir quién es el Josh Swain definitivo. En el mensaje de bienvenida incluso les remitió las coordenadas donde tendría lugar la supuesta reunión de Joshes de todo Estados Unidos.

Ante su sorpresa, la iniciativa nacida de un meme, y un momento de aburrimiento máximo, y que era una broma sin intención alguna se convirtió en viral después de publicar la imagen en Twitter. Muchos de los Joshes y usuarios de todo el mundo insistieron al Josh Swain original para que hiciera realidad la broma.

#JoshFight2021: Una web, una cuenta atrás y una iniciativa solidaria

Atendiendo a la petición de los Joshes y de los fans de sus redes sociales, finalmente el promotor de la idea la hizo realidad. Publicó una web donde explicaba el origen, cuándo tendría lugar y cómo se llevaría a cabo. Sólo hizo una ligera modificación: cambió las coordenadas.

Las originales correspondían a una dirección al azar que resultó ser una propiedad privada. El pasado 24 de abril, la expectación en el parque de Lincoln, Nebraska donde finalmente se convocó a los Joshes, era máxima: ¿cuántos Josh Swain responderían finalmente a la convocatoria?

Las previsiones se desbordaron y la imagen del círculo que formaron para su particular batalla por la identidad se convirtió, de nuevo, en viral. Entre juegos y convivencia al aire libre, al final fue un niño de 5 años el que se alzó como Josh Swain legítimo.

Más allá de la anécdota, esta extraña convención de Joshes tuvo un final feliz: además de pasar un buen rato, la iniciativa ha servido para recaudar más de 10.000 dólares para destinarlo a un hospital infantil.

Hilo completo de cómo se gestó la batalla ·JoshFight2021