¡Increíble! No es el corredor de los tornados de EE:UU sino Ourense

Estamos acostumbrados a ver las impactantes imágenes de los tornados en Estados Unidos o los tifones en Asia. Sin embargo, este vídeo corresponde a la fuerza de la naturaleza en Ourense.

¡Increíble! No es el corredor de los tornados de EE:UU sino Ourense
Leer más
Leer más

Seguro que más de un lector ha visto la película 'Twister' y reconoce el nombre de Dorothy. Esa imagen de personas persiguiendo y viviendo un tornado es propio del conocido como el Corredor de los Tornados de Estados Unidos. Su zona central, en su interior, confluyen habitualmente masas de aire caliente del Golfo de México y las frías de Canadá. En este punto de la geografía estadounidense se unen y forman esas espectaculares tormentas. En España tenemos la fortuna de vivir en un oasis meteorológico: más allá de la calima, poco sobresale.

Hasta que llega el cambio climático y lo trastoca todo. En pleno junio estamos asistiendo a una confluencia de olas de calor con DANA o depresiones atmosféricas que nos da imágenes como esta que se vivió en Ourense, Galicia, hace unos días.

Las imágenes son cuanto menos espectaculares: un viento como de tifón que arrastra todo lo que encuentra a su paso en medio de una fuerte lluvia.

Los coches no pueden ni andar ante los problemas de visibilidad y la inestabilidad que provoca en los vehículos un viento tan intenso.

La usuaria que ha compartido el vídeo de la tremenda tormenta que vivió Ourense pone el foco sobre el hecho de que en ningún telediario nacional se han hecho eco de lo sucedido en la ciudad gallega. Y se cuestiona si de haber ocurrido como en el caso de la nevada Filomena, en Madrid Capital, habría abierto incluso telediarios e informativos.

Árboles, cornisas, mesas y sillas; todo lo que el temporal encontró a su paso salió volando el pasado 13 de junio en lo que se denomina como 'downburst' o 'reventón' meteorológico: una confluencia de una corriente de aire intenso con nubes convectivas, como explican en 'Eltiempo.com. El evento sumió a la ciudad en el caos más absoluto con tan solo unos minutos.