Esta mujer casi pierde la pierna tras una peligrosa infección contraída en un jacuzzi
Esta mujer casi pierde la pierna tras una peligrosa infección contraída en un jacuzzi
Esta mujer casi pierde la pierna tras una peligrosa infección contraída en un jacuzzi
Leer más

Esta mujer casi pierde la pierna tras una peligrosa infección contraída en un jacuzzi

Unas vacaciones perdidas para una mujer a la que se le infectó la pierna en un jacuzzi. Ella escapó por poco de la amputación.

Taylor Bryant, una mujer de 26 años, vio arruinadas sus vacaciones por una infección en su pierna. Después de ver a un médico unos días después de que se descubriera la infección, el médico le informó de que solo había una posible fuente de la infección: la bañera de hidromasaje, en la que se había bañado tres noches seguidas.

La infección del jacuzzi

El médico le diagnosticó foliculitis por Pseudomonas, una infección común de los jacuzzis. La mayor parte de esta infección se contrae en baños calientes y a temperaturas de agua que reducen los efectos protectores del cloro.

Más miedo que daño

El médico le recetó entonces antibióticos, pero su situación siguió empeorando. Había llegado a un punto en el que ya no podía caminar. Después de un cambio de antibióticos, su pierna finalmente comenzó a sanar. Esta fue una buena noticia para Taylor Bryant, ya que se habría hablado de amputación en caso de un empeoramiento grave de la infección.

Una infección generalmente leve

Según el médico, este tipo de infección se puede curar sin ningún tratamiento y no empeora. Pero en el caso de una complicación, la infección puede dejar secuelas en la piel como espinillas o cicatrices y en casos extremos se puede considerar la amputación.

¿Cómo se puede evitar?

Según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), se recomienda lavar con jabón después de salir del agua y limpiar el traje de baño.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración