Después de 30 horas el tatuaje fallido de este hombre se convierte en una obra de arte
Después de 30 horas el tatuaje fallido de este hombre se convierte en una obra de arte
Leer más

Después de 30 horas el tatuaje fallido de este hombre se convierte en una obra de arte

Un tatuaje puede ser un proyecto pensado, un gran error o una moda pasajera. Hoy nos encanta, mañana lo odiamos, luego queremos cambiarlo; hay muchas razones por las que podrías querer cubrirte el tatuaje. Existe también el arte de la recuperación de tatuajes, donde después de unos minutos bajo la aguja, nace un nuevo tatuaje encima y el original se esfuma. En este ámbito específico, hay algunos tanteadores que son verdaderos maestros.

A veces, las personas terminan lamentando sus elecciones con los tatuajes, ya sea porque son un recordatorio de algo que preferirían olvidar, o una noche de borracheras que quieren borrar de sus memorias.

O tal vez simplemente han cambiado de opinión y han decidido que ya no les gusta el tatuaje.
Cuando esto sucede, hay formas diferentes de manejar la situación. Puede someterse al láser para eliminar por completo el tatuaje, o puede cubrir la obra de arte con otro, por lo tanto, convertir el diseño que ya no gusta en algo de lo que pueda estar orgulloso.

getty

Este hombre eligió la última opción; 30 horas, ese es el tiempo que le tomó al talentoso Ben Boston cubrir el tatuaje de Wayne O'Toole.

Wayne tenía un tatuaje tribal bastante amplio que cubría su hombro y uno de sus pectorales. Hoy, el tatuaje ha desaparecido por completo para dejar espacio a una escena épica de la Primera y Segunda Guerra Mundial, en honor a los soldados ingleses.

Esta obra de arte ahora se extiende hasta su muñeca y cuando ves su tatuaje original, es difícil creer que esta transformación impresionante haya sucedido.


Si no está satisfecho con su tatuaje, Ben afirma que con el tiempo suficiente, la mayoría de los tatuajes pueden cubrirse, lo que da esperanza a todos los que lamentan sus tatuajes antiguos. Al compartir la foto en las redes sociales, Ben Boston ha atraído la atención de muchos clientes.

¡No es de extrañar que el propio tatuador estuviera reservado hasta finales de año. Después de ver esta transformación, ¿te atreverías a decir que tatuar no es un arte? ¡Mira el video y juzga por ti mismo!

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración