Convertir el vino en gel desinfectante: la idea para salvar la agricultura
Convertir el vino en gel desinfectante: la idea para salvar la agricultura
Convertir el vino en gel desinfectante: la idea para salvar la agricultura
Leer más

Convertir el vino en gel desinfectante: la idea para salvar la agricultura

Escrito por Alejandra G.

Al igual que muchos sectores, la industria del vino es víctima de coronavirus y las medidas de contención y confinamiento. Ante la caída de las ventas y los excedentes que se han producido, ha aparecido una idea: transformar el vino en gel hidroalcohólico.

Esta crisis es lo que le faltaba ya un sector muy afectado o maltratado. El 25% de los impuestos estadounidenses implementados a partir del mes de octubre y la posterior caída de las exportaciones a Asia desde principios de 2020 ya había perjudicado a los viticultores franceses.

Ahora en plena crisis del coronavirus y la caída en el consumo, Francia se queda con cientos de millones de litros en exceso, algo que sin duda afecta al llamado "país del vino".

La idea del sector vinícola

Frente a los litros no vendidos, ha aparecido la idea de cambiar el vino por gel hidroalcohólico (el típico desinfectante que ahora estamos usando tanto), algo que podría salvar al sector, o al menos resolver parte del bache por el que está pasando durante esta crisis.

Las ventas de alcohol han disminuido "entre un 40 y un 50% desde el inicio del confinamiento", según los últimos datos Confederación Nacional de Productores de Vino y Brandy en Francia. "Hay mucho stock en las bodegas y es muy difícil venderlo". Así, la suma llega a los 300 millones de litros de vino excendentes en el país galo.

Y no es probable que la situación mejore rápidamente ya que los lugares donde solemos consumirlo, tales como bares, restaurantes o algunas bodegas, están todos cerrados hasta nuevo aviso.

Uvas para la producción de vino Pixabay

El eurodiputado que apoya al sector

Ha sido el eurodiputado socialista Eric Andrieu quien ha solicitado a la Comisión Europea que active el mecanismo anti crisis para ayudar a los viticultores franceses que más se han visto afectados. La idea idea planteada es clara: destilar el vino para extraer el alcohol, a fin de no perder permanentemente estos 300 millones de litros.

"Queremos que este vino se transforme en alcohol y se utilice para otros usos, como la fabricación de gel hidroalcohólico, por ejemplo", detallaba Stéphane Héraud, enólogo de la región francesa de Burdeos y presidente de la asociación general de producción de vino (AGPV). "Esto permitiría liquidar el vino que de todos modos no se consumirá y encontrar una salida ", aclaró.

Las condiciones

Los viticultores exigen 80 euros por hectolitro, junto con una compensación por parte del Estado y de la Comisión Europea. Una cifra que el eurodiputado Eric Andrieu apoya, con la esperanza de salvar a los pequeños productores. El político y el sector señalan que, sin esa compensación de los poderes públicos, la destilación para hacer gel hidroalcohólico no les proporcionaría beneficios y, por lo tanto, no cambiaría la preocupante situación del sector.

Si la idea no llega a puerto, lo cierto es que la gran mayoría de los viticultores no podrán cosechar o se verán obligados a tirar sus cosechas. Por su parte, el presidente de la Federación de Viticultores Independientes del Aude, Alexandre They, declara que este proceso es "esencial para salir de la crisis".

Por el momento, ni el Estado francés ni la Comisión Europea se han pronunciado al respecto. Habrá que esperar algo más para saber cuál va a ser el futuro de la producción de vino en Francia.


Sin conexión
Verifique su configuración