Cómo abrir un candado o una cerradura sin llaves

Cómo abrir un candado o una cerradura sin llaves

Descubre algunas formas de abrir un candado sin necesidad de utilizar unas llaves.

Vas a tu taquilla del gimnasio o acabas de llegar al trabajo y el candado de tu maletín no se puede abrir. ¡Horror! No te preocupes, existen muchas formas de abrir un candado sin utilizar unas llaves, eso sí, utiliza los métodos de forma legal y ten en cuenta que el candado puede estropearse, aunque al menos podrás recuperar tu ropa de la taquilla.

Abrir un candado con un clip

Utilizar un clip ha sido desde siempre una de las maneras de abrir un candado. En toda película de espías, siempre sale la escena de alguien abriendo un candado o una cerradura con un clip para buscar unos documentos o robar algo de valor.

Está claro que en la vida real, este método se utiliza para casos urgentes en los que se te ha quedado algo dentro de alguna taquilla. Para abrir un candado utilizando un clip, solo necesitas unas pinzas y un par de clips. Asegúrate de que el ancho de los clips sea lo suficientemente delgado para que pueda caber en el candado.

Tendrás que desdoblar uno de los clips en línea recta. Este clip lo utilizarás a modo de ganzúa. Si quieres, puede hacer un pequeño doblez hacia arriba en la punta para que los pasadores del candado se presionen. El otro clip tendrás que desdoblarlo de modo que en la parte final quede una curva de 90º. Así formarás una llave de tensión.

Ahora tendrás que insertar la llave de tensión en la parte inferior del ojo del candado y presionar girando en el sentido en que el candado se abre. Un consejo: si el giro es más fácil en una dirección, esa será la correcta.

Luego, introduce la ganzúa en la parte superior del ojo del candado. Tendrás que introducirlo y moverlo rápidamente pero suave para localizar los pasadores. Entonces, utilizarás la llave de tensión para aplicar tensión sobre los pasadores.

Cómo abrir una cerradura de baño o dormitorio con un destornillador

Este mecanismo sirve para desactivar el seguro de algunas habitaciones, por ejemplo, si has echado la cerradura desde dentro del cuarto de baño y estas fuera. Para estos casos, pues usar un destornillador plano pequeño que encaje en la ranura, o si no, una cuchillo de untar. Si la cerradura posee un pequeño agujero, puedes utilizar algún objeto como un palillo o un pincho para asar e insertarlo.

Otras formas de abrir una cerradura

Si la cerradura es del tipo tornillo de resorte, puedes utilizar una tarjeta. Simplemente, tendrás que introducir la tarjeta entre la cerradura y el marco de la puerta y doblarla hacia el marco.

Leer más
Esto es lo que le ocurre a un Ford Focus cuando lo estrellan a más de 190 km/h contra un muro

También puedes usar un destornillador para quitar las bisagras si te ves muy apurado. Utiliza un destornillado plano e intenta hacer presión a modo de palanca. Y la forma más directa de abrir una cerradura es con un martillo.

Utiliza un martillo como último recurso golpeando el pomo, por ejemplo en casos de incendio. Los candados pueden ser muy resistentes, incluso con un soplete, pero ya has visto que hay varias maneras caseras de abrirlos, eso sí, necesitarás mucha práctica.

Rayzza Burgo
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración