¡Atención! Bulo: No, nadie ha llamado ancianos a los mayores de 40 años

Cada vez es más fácil que te cuelen un bulo. Sino que se lo digan a algún político que ha caído en la última fake news sobre otro medio de información.

¡Atención! Bulo: No, nadie ha llamado ancianos a los mayores de 40 años
Leer más
Leer más

La semana pasada ha circulado una captura de un titular que citaba como ‘ancianos’ a las personas de edades comprendidas entre los 40 y los 50 años. La foto ha circulado en determinados tipos de perfiles para atacar al medio emisor, Mediterráneo, que en los últimos años ha sido objeto de numerosas polémicas.

Ha sido el propio periodista firmante de la pieza originalquien ha salido rápidamente al quite de lo que se estaba difundiendo en las redes sociales y grupos de Whatsapp.

“Algún aburrido ha decidido convertirme hoy en objetivo de una #fakenews con muy poco nivel. Aquí la ‘gracia’ manipulada compartida en redes sociales y el original”, avisaba Iván Checa en su propio perfil de Twitter.

El periodista ha respondido a la llamada de Cristina Pardo el pasado domingo para aclarar cómo se había convertido el engaño en un bulo de grandes dimensiones. En televisión, el joven relató que inicialmente, y dado que no es una novedad, le resultó hasta gracioso el efecto photoshop que habían aplicado a su pieza de información.

Con el paso de los días y la difusión masiva, tornó en algo de otra magnitud, momento en el que decidió salir al paso y aclarar que en ningún momento su pieza hablaba de ancianos de 40 años.

Ramón Espinar, ex fundador de Unidas Podemos, participó del bulo

En la política actual a golpe de tuit, cada pieza que ataque al contrario o que genere poder de atracción e interacción en redes sociales se utiliza sin visión crítica.

Para muestra, lo ocurrido con este bulo sobre los ancianos de 40 años de un medio local. Ramón Espinar, quien fuera fundador y parte del núcleo duro de Unidas Podemos, ha sido uno de los ‘engañados’ por el autor del manipulado.

Y eso que numerosos usuarios le han respondido que se trata de una noticia falsa, animando al político a contrastar las informaciones que difunden a modo de responsabilidad como cargo público o personalidad con influencia pública.

Para más inri, la periodista a la que apunta no tiene ya en su perfil ninguna referencia al caso.