Alfonso, el hombre de 82 años que ha conquistado Twitter

Alfonso es un hombre de 82 años que ha conseguido viralizar su contenido en Twitter donde habla de su vida, reflexiona sobre la vida, cuenta historias sobre su romance con su mujer y defiende los derechos de la tercera edad.

Alfonso, el hombre de 82 años que ha conquistado Twitter
Leer más
Leer más

Desde su cuenta @alfonsofp58, Alfonso ha conquistado a los twitteros contando historias enternecedores, pero llenas de reflexión. Abrió su cuenta en 2017, y desde entonces sus interacciones no dejan de crecer.

Amigos muchas gracias sois una gente estupenda no pensé nunca que me acogeríaiscomo lo habéis hecho, siendo como sois personas mucho más jóvenes que yo, os quiero me estáis alegrando mis días de viejito

Como manifiesta en sus tweets, le cuesta creer la gran acogida que ha recibido desde una red social en la que la gran mayoría de los usuarios son gente joven.

Su historia con María

María es la mujer de Alfonso, y protagonista de muchas de sus publicaciones e hilos en Twitter. Cuando habla de ella, sus tweets se viralizan, cargados de amor y ternura.

Nos conocimos ella con 14 años y yo con 17, éramos los dos del barrio de arguelles ella vivía en el 36 de la calle de Hilarión Eslava y yo en el 40.

Nacidos al final de la Guerra Civil, vivieron la pobreza y el malestar de una época combulsa en nuestro país, pero encontraron el amor el uno en el otro durante la adolescencia, y desde entonces no se han separado. O al menos, no por mucho tiempo.

Fuimos novios a los 16 años y no nos hemos separado nunca excepto la temporada que tuve que viajar por mi profesión de comercial y que tuvo que salir adelante ella sola con los niños y con algo de ayuda de mi madre.

Derechos de la tercera edad

Pero sin duda alguna, la labor más importante de Alfonso en la red social es defender y visibilizar los derechos de la tercera edad.

En sus tweets, ha comentado las injusticias cometidas contra los mayores en esta Pandemia, denunciando e intentando hacer entender a los más jóvenes lo que estaban ignorando.

Que injusto es el trato que se está dando a los mayores. Esto es lo que vuestros abuelos han pasado y deberíais daros cuenta que no hay derecho que la juventud que exige el cachondeo no les importe contagiarnos.

Sus denuncias llegan hasta la política, señalando algunas faltas cometidas en la gestión de la alarma sanitaria durante los meses más duros de la pandemia.

Las mascarillas a pesar del 4% de IVA siguen siendo caras para las familias con varios hijos. Tendría que darlas la seguridad social