Los habitantes de Hong Kong se preparan para vivir en tubos
Los habitantes de Hong Kong se preparan para vivir en tubos
Leer más

Los habitantes de Hong Kong se preparan para vivir en tubos

¿Te llamaría la atención vivir en un tubo? Se trata de la idea alocada, o genial, que ha tenido un arquitecto inglés para solucionar los problemas de superpoblación y de coste de vida de Hong Kong.

¡Dentro de poco, a los habitantes de Hong Kong ya no les quedará más espacio o dinero para vivir! Es demasiado caro, hay demasiada gente y ya no queda espacio. La ecuación parece difícil de resolver, ¡pero los arquitectos de Cybertecture, una empresa situada en el corazón del problema (es decir, Hong Kong), parece haber encontrado la solución! Para hacer frente a la competencia, James Law y su equipo han inventado un nuevo concepto de vivienda: ¡la vida en un tubo!

En efecto, vivir en tramos de tubería es un proyecto muy serio que se está estudiando. Apodada Opod, la casa tubo mide 2,5 metros de diámetro y tiene una superficie habitable de 9 metros cuadrados. En comparación, un garaje normal mide el doble.

¿Nos agobiaríamos? Seguramente. Sin embargo, el diseño de estos Opods te harán relativizar, pues están ideados, ante todo, para que te sientas como en casa. Los modelos prototipos, muy bien equipados, disponen de un sofá cama, un minifrigorífico, un microondas, un váter, una ducha e, incluso, de un escritorio para colocar el PC. De hecho, te sentirás más como en una cabina de avión que en una tubería de agua XXL.

La tubería del futuro

Además, se pueden colocar en cualquier sitio: bajo un puente, sobre un techo o entre dos edificios. Pueden instalarse en todos esos lugares como si nada e, incluso, ¡apilarse para hacer una montaña de Opod con fiestas comunitarias aseguradas!

Podría existir un planeta habitable cerca de la Tierra
Leer más
Podría existir un planeta habitable cerca de la Tierra

En cuanto al coste, un Opod vale unos 15 000 $. ¿Te parece mucho? Pues, según las estimaciones locales, un piso de 55 metros cuadrados en Hong Kong vale alrededor de 1,8 millones de dólares.

Es muy probable que esta escala de precios incite pronto a muchos a optar por vivir en un Opod.

Escrito por Alejandra G.
Sin conexión
Verifique su configuración