Verrugas genitales (condilomas): causas, contagio y tratamiento

Verrugas genitales (condilomas): causas, contagio y tratamiento

Las verrugas genitales o condilomas es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. Se trata de lesiones cutáneas benignas causadas por el virus del papiloma humano (VPH) que afectan a los tejidos húmedos de la zona genital.

Definición: ¿qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales o condilomas son lesiones benignas de la piel en el área genital. Son causadas por el papilomavirus o virus del papiloma humano (VPH). Se trata de la infección de transmisión sexual (ETS) más común después de la clamidia.

Alrededor de 30 millones de personas serían portadoras del virus. Normalmente, los condilomas se suelen contraer cuando la persona se inicia en la actividad sexual.

Verrugas genitales: tipos

Se distinguen tres tipos de condilomas:

- Condiloma acuminado (o verrugas anogenitales): son lesiones localizadas en la vulva, el ano o el pene. Popularmente también se conoce con el nombre de «cresta de gallo». Tienen la apariencia de pequeñas masas ligeramente rosáceas o blanquecinas.

- Condilomas papulares: son pequeñas pápulas múltiples de pocos milímetros, sin líquido y de color de la piel o ligeramente rosáceas. En caso de abundancia, se llama papulosis bowenoide.

- Condiloma plano: generalmente estas verrugas son invisibles para el ojo humano pero pueden aparecer como puntos rojos o rosados. Son temidos debido a que el riesgo de contaminación es muy alto. Los condilomas planos pueden ser el origen de un cáncer de cuello de útero .

Verrugas genitales: contagio

Los virus del papiloma humano, responsables de las verrugas genitales, son muy contagiosos. Se transmiten durante las relaciones sexuales a través del contacto directo.

La transmisión indirecta por la ropa o material contaminado también es posible. De hecho, el virus es relativamente resistente a las condiciones ambientales.

Verrugas genitales: tratamiento

Las verrugas genitales se pueden tratar con cremas y productos que se aplican a nivel local y durante varias semanas (como la podofilotoxina). Es muy importante seguir las indicaciones del médico, ya que se trata de productos muy irritantes.

Si el tratamiento médico no es suficiente para hacer que las verrugas genitales desaparezcan, también se puede recurrir a tratamientos quirúrgicos. La crioterapia consiste en quemar la verruga mediante la aplicación de frío con nitrógeno líquido. Se necesitan varias sesiones para erradicar las lesiones.

Las verrugas genitales también se pueden tratar usando un láser quirúrgico de CO2 o mediante electrocauterización (pequeñas descargas eléctricas para destruir el tejido). Ambos métodos requieren anestesia local o general, dependiendo del caso.

Túneles descubiertos en Brasil fueron excavados por criaturas gigantes
Leer más
Túneles descubiertos en Brasil fueron excavados por criaturas gigantes

Es imprescindible utilizar siempre preservativo durante la duración del tratamiento para reducir el riesgo de contaminación. En las mujeres, se recomienda un control regular de frotis.

Ana Blasco
Sin conexión
Verifique su configuración