Un turista quiso hacerse una foto con la guardia real pero no debería haberlo intentado

Un turista quiso hacerse una foto con la guardia real pero no debería haberlo intentado

Cuando viajamos, es normal querer tomar algunas fotos, pero debemos saber elegir los momentos adecuados para hacerlo.

En el Reino Unido, la guardia real británica es una atracción muy apreciada por los turistas. Y, aunque algunos hagan cualquier cosa por hacerles reír o divertirlos, otros se contentan con tomar algunas fotos para inmortalizar el momento.

Este último es el caso de los turistas que puedes ver en el vídeo, no obstante, como puedes observar, no supieron elegir muy bien el momento y la guardia real se lo hizo saber.

Leer más
Descubre North Sentinel, la isla más peligrosa del mundo

Una idea no muy inteligente

En realidad, podemos entenderlos: los guardias desfilan sincronizados y el turista elige ese instante para detenerse justo delante de ellos mientras su amigo le hace una foto. El problema es que se colocó justo en su camino y debió asustarse al escuchar los gritos de la guardia para que se quitara lo más rápido posible. 

Una reacción previsible

Ya se sabe que no se recomienda molestar a los guardias, ya que no son conocidos, precisamente, por su gran sentido del humor. Al menos, el vídeo resulta gracioso, tanto para nosotros como para estos dos turistas una vez pasado el susto. ¡Pero reconocemos que no nos habría gustado estar en su lugar! 

Peris Martínez Irene
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración