Túnel carpiano: operación, síntomas, ejercicios, tratamiento y postoperatorio
Túnel carpiano: operación, síntomas, ejercicios, tratamiento y postoperatorio

Túnel carpiano: operación, síntomas, ejercicios, tratamiento y postoperatorio

El síndrome del túnel carpiano es una enfermedad que provoca intensos dolores en la muñeca. Aunque está muy presente en el ámbito profesional, existen formas de prevenir este síndrome antes de que se vuelva serio. Explicaciones.

Síndrome del túnel carpiano: definición

El síndrome del túnel carpiano es una enfermedad caracterizada por síntomas que aparecen en la mano. Es el resultado de una compresión del nervio mediano. De hecho, en la muñeca se encuentran el nervio mediano y los tendones flexores de los dedos que pasan a través de un «túnel», conocido como túnel carpiano.

Este túnel es muy resistente, por consiguiente, cualquier condición que reduzca este espacio, una inflamación por ejemplo, provoca una compresión del nervio mediano. Éste perturbará los impulsos nerviosos y provocará la aparición de diferentes síntomas. Algunos movimientos de los dedos y, sobre todo el del pulgar en especial, pueden mostrarse más difíciles, incluso imposibles.

Causas del síndrome del túnel carpiano

Sin que se sepa por qué, las mujeres están 3 veces más afectadas que los hombres por el síndrome del túnel carpiano, aunque los orígenes son diversos. Los estudios han permitido identificar en el síndrome del túner carpiano, causas o  factores hormonales o metabólicos (embarazo, menopausia, diabetes…), anomalías constitucionales o adquiridas, así como algunas enfermedades (poliartritis, gota…).

El síndrome del túnel carpiano es considerado incluso una enfermedad profesional. Algunos movimientos o posturas también pueden favorecer el desarrollo del síndrome. El riesgo es particularmente elevado en el ámbito profesional, en los trabajadores que están expuestos a la repetición de movimientos de la muñeca y del antebrazo, movimientos que exigen una fuerza importante en la mano, posturas incómodas para la mano, así como una manipulación de herramientas que vibren.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

El síndrome se caracteriza por diferentes síntomas, que son todos el resultado de la compresión del nervio mediano. Puede afectar a las dos manos a la vez pero esto no es sistemático, a veces solo se ve afectada una de las dos manos. De esta manera se puede observar:

-    Entumecimiento de la mano y de los dedos.

-    Hormigueos en la o las manos (parestesia).

-    Dolor en la muñeca y en la palma que irradia hacia los dedos o hacia el antebrazo.

-    Dificultad para agarrar o sujetar objetos.

Estos problemas ocurren sobre todo por la noche o durante una actividad. Desaparecen a menudo agitando la mano o dejándola colgar. Sin embargo, los signos también pueden aparecer durante el día durante la realización de ciertos movimientos o por el mantenimiento prolongado en una cierta posición.

Los síntomas del síndrome del túner carpiano también dependerán del grado de evolución del síndrome. En las mujeres, los dolores pueden ocurrir antes de la menstruación, durante los últimos meses del embarazo y poco después del parto.

Síndrome del túnel carpiano: ejercicios y tratamientos de fisioterapia

Para aliviar los dolores provocados por el síndrome del túnel carpiano, existen algunos ejercicios y tratamientos fisoterapeúticos. 

El fisioterapéuta te recomendará ejercicios para aliviar la tensión en los músculos flexores, dar elasticidad al túnel carpiano y generar una movilización neuromeningea del nervio mediano.

Síndrome del túnel carpiano: tratamiento, operación y recuperación

Desde la aparición de síntomas que evoquen al síndrome del túnel carpiano es importante consultar a un médico rápidamente que confirmará o no el diagnóstico. De hecho, cuanto más pronto se atienda el problema, mejor se desarrollará el tratamiento para curar el síndrome del túner carpiano.

El tratamiento pasa primero por la eliminación de los factores que lo favorecen (véase las causas más arriba). Esto puede ser suficiente para hacer disminuir los síntomas. Cuando el síndrome del túnel carpiano no presenta signos de gravedad, se atiende con un tratamiento médico.

Este tratamiento consta de:

-    Llevar una tablilla desmontable que permitirá inmovilizar la muñeca en una posición neutral durante la noche, por lo general durante un período de 3 meses. Esto ayuda a calmar los síntomas nocturnos.

-    Una infiltración de corticoides en el túnel carpiano. Sin embargo, esta medida no ofrece un alivio inmediato y puede ser temporal dependiendo de la gravedad del síndrome.

-    Tomar medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios no esteroideos que permitirán aliviar el dolor.

En caso de que el tratamiento médico fracase o de que el síndrome sea demasiado grave, se puede proponer una operación como problema al síndrome del túnel carpiano. Sin embargo, rara vez es urgente y esencialmente consiste en seccionar uno de los ligamentos situados en el carpo que designa el grupo de huesos situados en la muñeca. Esto permitirá reducir la compresión del nervio mediano.

A menudo esta intervención quirúrgica se realiza como cirugía ambulatoria (entrada y salida del paciente el mismo día) y bajo anestesia local; es decir, solo el brazo está anestesiado. Por lo general, la intervención permite hacer desaparecer progresivamente el hormigueo y las otras sensaciones. Los dolores disminuyen en cuestión de semanas.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración