¿Cómo ajustar la talla de un anillo sin ir a una joyería?

Aunque el método más sencillo para ajustar la talla de un anillo es acudiendo directamente a una joyería, puedes hacerlo también en casa. Para ello necesitarás unos alicates o silicona.

¿Cómo ajustar la talla de un anillo sin ir a una joyería?
Leer más
Leer más

A todos nos ha pasado alguna vez. Tras comprar un anillo, este deja de quedarnos bien. No importa cuál sea la razón: hemos engordado, crecido, o simplemente el calor o el frío hace que se nos hinchen los dedos.

La pregunta que todos nos hacemos en momentos como ese es, ¿cómo puedo ajustarlo de nuevo? La respuesta más sencilla es acudiendo a una joyería.

Pero si prefieres ahorrarte el viaje, puedes usar uno de estos dos trucos que te contamos a continuación.

Con unos alicates

Puedes ajustar tu anillo siguiendo estos pasos. Pero antes de empezar, te advertimos que solo servirá con anillos baratos, que no sean de metales valiosos como el oro o la plata. En ese caso, es mejor que acudas a una joyería.

1. Colócate el anillo y marca el centro del mismo.

2. Utiliza un cortaalambres para seccionar sobre la marca.

3. Con unos alicates, ajusta el tamaño que desees.

4. Lima los extremos del anillo antes de volver a usarlo.

Con silicona

Aunque lo más habitual es que el anillo nos quede chico, también puedes ajustarlo al revés. Es decir, si te queda grande. Hacerlo es muy sencillo, solo necesitas silicona y seguir estos pasos:

1. Lava bien el anillo.

2. Aplica silicona transparente en el interior del anillo, dejando una fina capa lisa en la capa interna.

3. Deja que la silicona se seque bien, durante al menos 24 horas.

4. Pruébate el anillo y comprueba si ahora te queda bien.

Si el anillo sigue quedándote grande, repite todo el proceso desde el principio hasta conseguir el tamaño adecuado

Pide ir a la cárcel porque no soporta a su mujer Pide ir a la cárcel porque no soporta a su mujer