¿Quieres renunciar a tu trabajo? En estos casos sí podrás cobrar el paro

Un tercio de los españoles se plantea un cambio de trabajo para mejorar sus condiciones. Ahora bien, ¿cómo evitar perder el derecho a cobrar el paro? Te lo contamos.

¿Quieres renunciar a tu trabajo? En estos casos sí podrás cobrar el paro
Leer más
Leer más

A pesar de la volatilidad y la crisis económica, la pandemia ha traído consigo un deseo de mayor tiempo libre, flexibilidad y condiciones económicas acordes.

El 30% de los españoles no dudaría en cambiar de trabajo si se cumplieran estos requisitos. La mayoría de ellos no lo hace por un pequeño detalle que cobra gran importancia: abandonar por propia voluntad un trabajo implica renunciar al derecho a paro.

Aunque no en todos los casos. Así pues, si eres uno de los muchos que busca el momento adecuado para cambiar de reto o ponerse por su cuenta con el plus de la confianza que da tener un remanente mensual asegurado, toma nota.

Excepciones en las que dejar un trabajo permite mantener el paro

Ojo. Que existan los casos que permiten esa dualidad no implica que dejen de ser excepcionales.

Todo tiene su origen en el Estatuto de los Trabajadores. En este documento que rige los derechos de los empleados por cuenta ajena, se establece un caso muy particular en el que este no pierde su derecho al subsidio por desempleo si decide no seguir en la empresa.

En el caso de que el empresario tome una decisión empresarial que perjudique en lo laboral(un cambio de residencia) o en lo económico (una minusvaloración económica) al trabajador, este puede optar por no aceptar las nuevas reglas de juego y recibir el paro.

Otros incumplimientos que se recogen como igualmente equitativos a esta excepción son los siguientes:

  • Modificación sustancial en las condiciones de trabajo que menoscaban la dignidad del trabajador (horario, distribución del tiempo, remuneración).
  • Impagos o retrasos en el pago de los salarios que se hayan pactado.

En este caso, siempre será considerado despido improcedente y tendrá derecho a la indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 9 mensualidades, y, por supuesto, mantiene su derecho al paro.

Ámsterdam ya no quiere turistas "vestidos de pene" Ámsterdam ya no quiere turistas "vestidos de pene"