Lo más repugnante que algunos pasajeros del Titanic hicieron para salvar sus vidas

  • Para salvar su vida, el Dr. Henry William Frauenthal no dudó en romperle las costillas a una mujer para asegurarse un sitio en la barca. Murió 20 años más tarde al tirarse por el tejado de un hospital psiquiátrico
  • La noche de la tragedia, William Carter no dudó en abandonar a su mujer y a sus hijos para saltar a la barca de salvamento. Un tiempo más tarde, su mujer, que sobrevivió, le pidió el divorcio
  • Duff-Gordon pagó a los tripulantes para que no volvieran a buscar a los sobrevivientes tras el naufragio. En medio de la tragedia, él y su mujer consiguieron subir a una barca de 40 plazas en la que solo iban 12 personas
  • La noche del naufragio, el segundo oficial Charles Lightoller prohibió a los chicos a partir de trece años subirse a las barcas. Por suerte, algunos consiguieron salvarse la vida haciéndose pasar por chicas
  • Daniel Buckley, un irlandés de 21 años que viajaba en clase turista, se hizo pasar por una mujer para asegurarse en sitio en la barca de salvamento. Fue otra pasajera la que le prestó su chal para poder engañar a los oficiales

Todo el mundo conoce la tragedia del Titanic que naufragó en los glaciares del Atlántico tras haber chocado contra un iceberg en el 1912. 

Pero puede que se conozcan menos las historias de estos pasajeros. Es cierto que algunos de ellos fueron todos unos héroes, pero, en cambio, otros prefirieron ser unos cobardes con tal de salvar sus vidas. Descubrid lo que hicieron algunos para asegurarse de tener una plaza en uno de los barcos salvavidas.

Antonio Lucas
En Instagram, los padres ricos son peores que sus hijos

En Instagram, los padres ricos son peores que sus hijos


Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración