La victoria de Joaquín Cortés en Mask Singer abre un debate cultural entre los espectadores

Joaquín Cortés se ha alzado como ganador de la segunda edición de Mask Singer. Su victoria ha dividido a los espectadores por un tema cultural.

La victoria de Joaquín Cortés en Mask Singer abre un debate cultural entre los espectadores
Leer más
Leer más

La segunda edición de Mask Singer ha llegado a su fin. En la gala final se han enfrentado Monstruita, Plátano, Huevo y Erizo resultando finalmente ganador Erizo interpretado por el bailaor Joaquín Cortés.

Los investigadores habían apostado por Antonio Carmona, Manuel Carrasco, El Cordobés o Fran Rivera. Ninguno se esperaba que bajo su máscara se encontrara Joaquín Cortés.

El debate sobre la cultura en España

Su victoria no solo ha sido una sorpresa sino que ha alzado un debate cultural entre los espectadores del programa. Muchos desconocían quién era realmente Joaquín Cortés ya que nunca habían escuchado de quien se trataba, sin embargo otros rostros de los enmascarados como la influencer María Pombo, Támara Gorro o Willy Barcenas, no resultan tan desconocidos.

Joaquín Cortés, conocido como bailaor, también coreógrafo, director y productor a nivel mundial. Por ello muchos han tachado de falta de cultura a los espectadores que no saben de quién se trata.

La indignación se ha reflejado en Twitter provocando una indignación absoluta ante el desconocimiento de los más jóvenes. Comentarios como “Pero que clase de gente inculta vive en Twitter que no conocen a Joaquín Cortés!!” han sido de los más repetidos.