La Resistencia la vuelve a liar: un perro antidroga encuentra 'algo' entre el público
La Resistencia la vuelve a liar: un perro antidroga encuentra 'algo' entre el público
La Resistencia la vuelve a liar: un perro antidroga encuentra 'algo' entre el público
Lire la vidéo
Leer más

La Resistencia la vuelve a liar: un perro antidroga encuentra 'algo' entre el público

¿Qué harías si acudes a un programa de televisión como público y traen un perro antidroga? La Resistencia ha vuelto a sorprender: consiguió inquietar al público y cazar algo. ¡Mira!

Desde su primera emisión, 'La Resistencia' se ha mostrado como un formato de late show en el que puede pasar de todo. Desde hacer viral a un personaje a convertirse en Trending Topic por las ocurrencias de su presentador, David Broncano, o de sus numerosos colaboradores. Precisamente uno de ellos es el responsable de la nueva polémica en torno al programa. Y es que el pasado lunes, cuando Broncano entrevistaba al escritor Javier Castillo, sucedió esto.

Javier Ponce, uno de los habituales de 'La Resistencia', invitó al plató a un perro utilizado en la lucha antidroga. Nada más aparecer el can en la pantalla, el humorista comenzó a ver rostros preocupados entre el público. "¿Alguien se quiere ir? En serio, no pasa nada", dijo Javier Ponce al público.

A medida que explicaba el por qué de esta aparición y lo que iba a ocurrir a continuación, las miradas y los silencios comenzaron a ser inquietantes. La tensión se mascaba en el ambiente en tanto el colaborador hacía bromas con lo que veía.

"Si pilla a alguien os prometo que le pixelamos la cara. Si alguien lleva alguna droga le pixelamos la cara. He visto a gente ya sacándose cosas de los bolsillos y tirándolas al suelo", decía Ponce entre risas, aunque no precisamente las del público.

Lo que Orca descubrió, y las consecuencias

Orca, que así se llama la perra elegida para la exhibición, se paseó entre el público en uno de los momentos de mayor suspense e intriga vividos en la televisión en los últimos años.

En un momento dado, la perra se detuvo en uno de los asientos de una de las invitadas de esa noche como público. Tensión en el ambiente, sobre todo cuando el adiestrador confirmó lo que era evidente: "Parece que hay algo, de hecho está haciendo la marcación".

Javier Ponce hizo levantar a la señora, que no sabía dónde meterse: "Yo no tengo nada", se excusó. Para su sorpresa, en su asiento había unos porros.

La protagonista involuntaria de la noche se llevó un buen susto y un libro de El juego del alma dedicado por Javier Castillo. Después supo que todo había sido organizado por el staff de 'La Resistencia'.


Además