Uber y la estafa del vómito por parte de sus conductores

Uber y la estafa del vómito por parte de sus conductores

Aunque no es una práctica generalizada, sí que hay algunos conductores sin ningún tipo de escrúpulos en los Estados Unidos que llevan esta práctica a cabo, y que está causando estragos entre los usuarios de Uber. 

Uber está pensado para los particulares desde los particulares, y hace las funciones de un taxi. Fue creado por la start-up Uber y ha sido muy bien acogida por parte de los usuarios, sin embargo, como en el caso de Airbnb, aunque han revolucionado la hostelería y el transporte, también han hecho daño a su competencia directa como los hoteles y los taxis. 

Estas nuevas formas de negocio abren las puertas a que cualquiera pueda sacarse un dinero extra tanto si decide alquilar su casa o su coche, y además, el usuario sale beneficiado ya que obtiene un servicio en ocasiones de mejor calidad y sobre todo a un mejor precio. No hay que extrañarse del éxito que está teniendo entre los usuarios. 

Pero no todo es oro lo que reluce, también aquí existen una serie de requisitos si decides trabajar con ellos. Por ejemplo, en el caso de Uber, la normativa recoge que los conductores tienen que estar dados de alta como autónomos y también estar en posesión de una licencia  VTC. Por su parte, la empresa demanda que el coche tiene que estar impoluto al mismo tiempo que la vestimenta del conductor. 

A pesar de haber sido acosados por los taxistas que denuncian la intrusión de los trabajadores de las VTC y de ciertas conductas poco legales a la hora de buscar clientes en la carretera, Uber tiene su propia regularización y sus trabajadores tienes que pasar por algunos problemas similares al de los taxistas.

Uber y la estafa de algunos de sus conductores

No es la primera vez que algún conductor de Uber ha manifestado que pierde más dinero en el trayecto de ir a recoger a la persona que el que consigue con la carrera, pero eso no justifica en ningún caso que un conductor pueda engañar o estafar a un cliente que ha confiado en sus servicios. 

Utilizando pruebas inventadas, algunos de estos conductores de Uber estadounidenses han engañado a sus clientes al cobrarles unas presuntas tarifas de limpieza por supuestos daños de materiales que no existen. 

Según informa el Miami Herald, ya son varias las personas que han confirmados haber sido víctimas de esta estafa por parte de los conductores, que hacen creer a la aplicación que los clientes han vomitado dentro del vehículo. Con supuestas fotografías enviadas a la compañía, Uber se ha puesto de parte de sus conductores antes que de sus clientes, como norma general. 

Lo peor del caso es que las personas que se sienten estafadas no pueden demostrar su inocencia, y se vieron obligadas a tener que desembolsar la cantidad de 130 euros para que se pudiera limpiar el supuesto vómito. Tampoco pueden denunciar a Uber, ya que la empresa deja bien claro que son los clientes los que deben ser responsables con el uso de comida o vómito, en este caso, dentro del vehículo. 

Pero Uber no va a volver a permitir que le den otro duro golpe, como cuando les hackearon y robaron los datos de 57 millones de usuarios. Es por eso que está dispuesta a tomar cartas en el asunto, tal y como informó la empresa al Nuevo Herald que dijo que: “observará bien de cerca estos casos de fraude, estén demostrados o no, y tomará las medidas necesarias”. “Con 15 millones de desplazamientos al día, lamentablemente Uber no está inmune contra este tipo de prácticas”, añadió la empresa de VTC.

• Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse