Síndrome de Tietze o Costocondritis: causas, síntomas y tratamiento

Síndrome de Tietze o Costocondritis: causas, síntomas y tratamiento

De qué se trata, sus síntomas, las causas y cómo curarlo. El síndrome de Tietze, también conocido como costocondritis,  se manifiesta con dolor torácico a nivel del esternón y en la segunda o tercera costilla. Es una enfermedad benigna que desaparece en unas semanas o meses.

Qué conocemos por síndrome de Tietze o Costocondritis

La costocondritis, o síndrome de Tietze, es un proceso inflamatorio de la articulación que une las costillas con el esternón (unión condrosternal)  y se caracteriza por dolor en la parte superior del pecho, por lo general entre la segunda y tercera costilla. El dolor puede ser más o menos agudo y se presenta como un pellizco, con frecuencia amplificado por ciertos movimientos.

La persona con costocondritis puede sentir un gran dolor con movimientos leves como levantar el brazo, toser o hacer un poco de esfuerzo. Además del dolor, otros de los síntomas pueden ser enrojecimiento o hinchazón de la zona.

¿Qué causa el síndrome de Tietze?

Las causas de la costocondritis, al igual que en la catatonia son desconocidas pero existen algunos factores que pueden provocar la aparición de la enfermedad. Un golpe en la zona del tórax, desgaste o inflamación del cartílago, un traumatismo causado por un falso movimiento o algunos movimientos repetitivos o vigorosos pueden contribuir a la aparición del síndrome Tietze.

Otras de las causas pueden ser las infecciones tras cirugías, el uso de fármacos por vía intravenosa o algunos tipos de artritis.  

Los síntomas de la costocondritis o síndrome de Tietze

El síntoma más común de la costocondritis es dolor y sensibilidad en el tórax. Sin embargo, se pueden presentar otros síntomas como:

• Dolor punzante en la parte frontal de la pared torácica.

• Aumento del dolor al respirar hondo o toser y disminución cuando respira lentamente.

• Dolor al presionar.

• Inflamación.

• Enrojecimiento del pecho.

• Sensibilidad al calor.  

La forma de diagnosticar el síndrome de Tietze o costocondritis

La costocondritis, o síndrome de Tietze, a veces puede ser alarmante, ya que puede hacer que el paciente piense que se trata de un problema cardíaco. Ante estos síntomas, no dude en consultar a un médico.  Este realizará un examen clínico completo para descartar otras patologías y poder confirmar el diagnóstico. No siempre se suele realizar una radiografía pero puede ser muy recomendada en casos en los que el paciente haya sufrido un fuerte golpe en la región torácica.

¿Tiene cura el síndrome de Tietze?

El descanso es el mejor remedio para curar rápidamente la costocondritis. Para ello, se ha de evitar realizar cualquier esfuerzo o movimientos que puedan causar dolor. De igual forma, el médico puede prescribir analgésicos o antiinflamatorios para aliviar el dolor.

El dolor causado por la costocondritis suele desaparecer tras unas semanas o meses pero, si el dolor persiste, se puede recurrir a inyecciones de cortisona. Este síndrome tiene un alto riesgo de recurrencia.

De todas formas, el médico podría prescribir los siguientes medicamentos:

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides: aunque para adquirir un ibuprofeno o un naproxeno sódico no hace falta una receta, en determinados casos el médico podría llegar a recetarte unas variantes más fuertes de estos medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Los efectos secundarios que podrían causar son daños en el estómago o los riñones.  

Tranquilizantes: en el caso de que el dolor sea muy intenso se podría recetar medicamentos que contengan codeína como son los casos del hidrocodona/paracetamol o el oxicodona/paracetamol. El problema de estos tranquilizantes es que pueden generar dependencia. 

Antidepresivos: en el caso de los antidepresivos tricíclicos como puede ser la amitriptilin, se suelen utilizar para controlar el dolor crónico, sobre todo si este no te deja pegar ojo durante la noche.  

Medicamentos anticonvulsivos: también ha sido bastante exitoso para ayudar a controlar el dolor crónico el medicamento que se utiliza para la epilepsia gabapentin.

La terapia que se utiliza en los casos de costocondritis o síndrome de Tietze

Lo mejor que se puede hacer por parte del paciente que sufre esta enfermedad es la de realizar fisioteraìa. Algunos de las tratamientos que se pueden llevar a cabo son los siguientes: 

Ejercicios de estiramiento: realizar una serie de ejercicios suaves de estiramientos de los músculos del pecho suelen ser muy útiles. 

Estimulación nerviosa: utilizando un procedimiento llamado “estimulación nerviosa eléctrica transcutánea”, un dispositivo envía una determinada corriente eléctrica suave mediante unos parches adhesivos que se colocan sobre la piel a próximo a el lugar en el que se focaliza el dolor. Esta corriente puede llegar a parar o enmascarar el dolor, lo que hace que este no llegue hasta el cerebro. 

¿A quién acudir para tratar la costocondritis?

Por norma general, la costocondritis o  síndrome de Tietze, tiene su origen en el cartílago costocondral de origen primario o autoinmune, o lo que es lo mismo, es la inflamación que se produce en los cartílagos costales que tienen la función de unir las costillas con el esternón.

Se pueden dar dos casos, o que sea un proceso inflamatorio primario o que por el contrario sea una manifestación de una enfermedad inflamatoria sistémica de naturaleza autoinmune como una espondiloartritis ( que a su vez puede ser una espondilitis anquilosante, artritis psoriasica, o artritis reactiva entre otras), un síndrome SAPHO, una policondritis recidivante, etc. Por lo tanto, el especialista que tiene mayores herramientas para tratar estos casos es el reumatólogo.

¿Es la Acupuntura es eficaz para el tratamiento del dolor de la costocondritis o síndrome de Tietze?

Para muchas personas sí lo es, aunque no en todos los casos, todo va a depender de la personas a tratar, e incluso, se puede llegar a recomendar otros tratamientos, sea en sustitución o como complemento a la acupuntura.

Leer más
¿Es la masturbación buena para la salud?

Para el caso de la costocondritis o síndrome de Tietze lo mejor siempre será consultar a un médico especialista, pero son muchos los que afirman que la acupuntura bien aplicada nunca puede perjudicar al paciente. Es por eso que los amantes de esta técnica aconsejan consultar, probar y después valorar. 

Las enfermedades, síntomas o afecciones para las cuales se ha demostrado el efecto terapéutico de la acupuntura, pero para las que se requieren más evidencias no solo es la costocondritis, sino que hay muchas otras como: el dolor abdominal, colecistitis crónica, síndrome estrés, espasmo facial, Insomnio, Obesidad, entre otras. 

En muchos casos, el porcentaje de personas que se encuentran mejor e incluso que les desaparece el dolor suele ser alto, pero todo ello dependerá mucho de la persona, de su estado y de cómo reacciona. 

Ana Blasco
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración