Síndrome de Raynaud: síntomas, prevención, tratamiento

Síndrome de Raynaud: síntomas, prevención, tratamiento

El síndrome de Raynaud es un trastorno de los vasos sanguíneos que se caracteriza por una disminución de la circulación en los dedos de las manos o los dedos de los pies, lo que produce dolor y cambios de coloración en esas zonas. 

Definición: ¿qué es el síndrome de Raynaud ?

Síndrome de Raynaud es un trastorno de la circulación sanguínea. Se manifiesta por una disminución de la circulación sanguínea en las extremidades, especialmente en las manos y los pies (pero a veces la nariz o los oídos), lo que provoca un cambio de coloración de la piel.

A diferencia de la enfermedad de Raynaud, a menudo benigna, el síndrome de Raynaud puede tener repercusiones graves, pudiendo causar deformaciones permanentes en los dedos de las manos y de los pies y, en casos extremos, puede provocar úlceras en la piel.

Síndrome de Raynaud: síntomas

El síndrome de Raynaud se reconoce fácilmente gracias a los siguientes signos característicos:

- Cambio de coloración de la piel en una secuencia de tres fases (blanca-azul-roja): primero la piel se vuelve blanca debido al poco riego sanguíneo; en segundo lugar se vuelve azul debido al estancamiento de sangre y, por último,  se pone roja (a veces morada) porque el vaso sanguíneo se abre y vuelve a circular la sangre.

- Bajada de temperatura.

- Entumecimiento.

- Pérdida de la sensibilidad.

- Dolor en la zona afectada.

Síndrome de Raynaud: prevención

Para evitar la aparición del síndrome de Raynaud, es recomendable cumplir varias reglas como protección contra el frío (usar sombrero, guantes y un buen abrigo) y evitar cambios bruscos de temperatura.

También es importante aprender a controlar el estrés, ya que puede ser el desencadenante del síndrome, así como no tomar café ni fumar (el tabaco provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos).

Síndrome de Raynaud: tratamiento

En caso de crisis del síndrome de Raynaud, es importante entrar en calor para limitar los espasmos. Para calentar las zonas afectadas, puede ser de gran ayuda utilizar agua templada, no demasiado caliente, ya que puede ser un cambio muy brusco de temperatura.

Además de lo anterior, también es aconsejable ejercitar las zonas afectadas (dedos de las manos o de los pies) para facilitar la circulación de la sangre.

Leer más
Un león mata a una leona delante de los visitantes del zoo de Dallas

Aunque no existen medicamentos específicos para tratar el síndrome de Raynaud, pueden ser de gran ayuda otros medicamentos que se utilizan para tratar la tensión arterial o los problemas cardíacos, ya que ayudan a relajar la pared de los vasos sanguíneos.

En casos más graves, también sería posible un tratamiento quirúrgico en el que se cortarían los nervios que provocan el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Ana Blasco
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración