Síndrome de Peter Pan: síntomas, características, tratamiento

Síndrome de Peter Pan: síntomas, características, tratamiento

El síndrome de Peter Pan, también llamado complejo de Peter Pan, se caracteriza por el rechazo a crecer y el deseo de seguir siendo un niño. No se considera una enfermedad mental, sino más bien un conjunto de síntomas relacionados con la ansiedad de convertirse en adultos.

Definición: ¿qué es el síndrome de Peter Pan?

El síndrome de Peter Pan hace referencia al cuento de J. M. Barrie y su famoso personaje de un niño que no quiere crecer y que prefiere seguir siendo un niño para siempre.

El complejo de Peter Pan suele aparecer a los 20 o 25 años, cuando la persona se enfrenta con sus primeras responsabilidades. Las personas que desarrollan este síndrome son niños que no soportan la idea de convertirse en adultos y, una vez que lo son, son incapaces de hacer frente a sus responsabilidades. Se podría decir que estas personas, en su mayoría hombres, son una especie de niños atrapados en un cuerpo adulto.

El síndrome de Peter Pan, sin embargo, no tiene nada que ver con la inteligencia, sino que es más bien a nivel emocional. Mientras que el intelecto sigue creciendo, las emociones permanecen en la etapa de la infancia.

Las personas con síndrome de Peter Pan suelen dedicar mucho tiempo y dinero en todo lo relacionado con el mundo de los juegos, juguetes, videojuegos o dibujos animados.

Síndrome de Peter Pan: síntomas

El concepto de síndrome de Peter Pan fue desarrollado por el psiquiatra estadounidense Dan Kiley en 1983. En su libro El síndrome de Peter Pan, se detallan los siete síntomas principales que caracterizan a las personas afectadas:

- Incapacidad para expresar emociones.

- Postergación (hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse).

- Dificultad de encontrar verdaderas amistades.

- Negativa a asumir la responsabilidad (ellos nunca tienen la culpa de nada).

- Sentimiento de enojo y culpa hacia la madre.

- Deseo de estar cerca del padre.

- Problemas sexuales (falta de interés por el sexo).

Síndrome de Peter Pan: causas

Las personas con síndrome de Peter Pan pasan directamente de la infancia a la edad adulta sin pasar por la etapa de la adolescencia.

Leer más
Un león mata a una leona delante de los visitantes del zoo de Dallas

Esto se debe, a menudo, a un trauma relacionado con la infancia como haber tenido un padre ausente o difícil de complacer. Normalmente estos niños también han tenido que tomar responsabilidades tempranas difíciles como tomar el papel de padre de familia.

La falta de amor o de afecto durante la infancia también puede ser una causa del síndrome de Peter Pan.

Síndrome de Peter Pan: tratamiento

En algunos casos, el síndrome de Peter Pan puede no ocasionar ningún problema en las personas que lo padecen y no interferir en su vida familiar o social. En otros casos, el síndrome de Peter Pan puede conducir a problemas en la familia, en la vida social o profesional e incluso puede hundir a la persona en una depresión.

Por tanto, el mejor tratamiento es la psicoterapia para ayudar al paciente a superar el síndrome.

Ana Blasco
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración