Síndrome de Münchhausen: definición, síntomas, tratamiento

Síndrome de Münchhausen: definición, síntomas, tratamiento

El síndrome de Münchhausen, o trastorno facticio, es un trastorno psicológico que se caracteriza por la simulación deliberada de los síntomas de una enfermedad para recibir atención médica. Se trata de una patología grave que puede llevar a la persona a tomar medicación o a autolesionarse con el fin de causar los síntomas de la enfermedad.

Síndrome de Münchhausen: definición

Las personas con síndrome de Münchhausen (trastorno facticio) inventan enfermedades para atraer la atención de los médicos, para ser hospitalizados y, en ocasiones, incluso para someterse a una cirugía innecesaria. Estos «falsos pacientes» describen síntomas imaginarios para convencer al cuerpo médico de que padecen una afección o una enfermedad.

Estos pacientes suelen conocer muy bien la enfermedad de la que fingen estar enfermos, por lo que llegan a ingerir medicamentos para desencadenar los síntomas de la enfermedad y hacer creer que en realidad la sufren.

Síndrome de Münchhausen por poder

Existe una variante del síndrome de Münchhausen conocido como síndrome de Münchhausen por poder. En este caso, es uno de los padres, por lo general la madre, quien inventa enfermedades falsas en sus hijos con el objetivo de atraer la atención de los médicos.

La madre provoca síntomas en su hijo administrándole medicamentos para que el doctor diagnostique una enfermedad o para que le prescriba un tratamiento.

Las consecuencias del síndrome de Münchhausen por poder pueden ser graves debido a que el niño, que gozaba de buena salud, puede verse sometido a múltiples tratamientos y, a veces, incluso a operaciones que pueden ocasionarle secuelas irreversibles. El síndrome de Münchhausen por poder se considera una forma de maltrato infantil.

Síndrome de Münchhausen: síntomas

Ya que el síndrome de Münchhausen se basa en la invención de falsas enfermedades, los síntomas descritos por los pacientes pueden ser múltiples y variados. Tras elegir una enfermedad, la persona investigará y encontrará los medios para hacer que los síntomas de dicha enfermedad aparezcan. Para lograrlo, puede llegar a envenenarse o autolesionarse.

Algunas señales e indicios que pueden alertar a los médicos o a familiares sobre un posible caso de síndrome de Münchhausen son:

- Los pacientes describen las siguientes características: fiebre, sangrado, vómitos, convulsiones o accidentes domésticos.

- Ausencia de efectos de los fármacos prescritos.

- Los niños se curan en ausencia de sus padres.

- Los síntomas aparecen solo cuando la persona está sola y no pueden ser examinados por el médico.

- Múltiples enfermedades raras en un mismo paciente.

- El paciente tiene un historial médico de varios hospitales.

- Presencia de varias cicatrices quirúrgicas.

- En los casos de síndrome de Münchhausen por poder, la madre puede alterar el análisis (por ejemplo, incluyendo sangre en la orina) y tratar de influir en la prescripción del médico.

Síndrome de Münchhausen: causas

Las causas del síndrome de Münchhausen no se conocen pero muchos de los afectados sufren trastornos de la personalidad. Algunos han sufrido algún tipo de trauma en la infancia y otros viven situaciones familiares conflictivas.

No existen estadísticas oficiales sobre el número de personas con síndrome de Münchhausen; no obstante, parece que los hombres son los más afectados por su forma simple, mientras que las mujeres son las más afectadas por el síndrome de Münchhausen por poder.

Síndrome de Münchhausen: tratamiento

El síndrome de Münchhausen es un trastorno psicológico complejo y, por tanto, su tratamiento no es nada simple. Por ello, puede resultar muy complicado explicarle a una persona que sufre este síndrome, ya que los afectados suelen negarlo y no admiten que sufren esta patología.

Normalmente es necesaria la hospitalización del paciente para impedir que tenga acceso a los medicamentos y para poder ser evaluado y tratado por un equipo de psicólogos o psiquiatras.

Leer más
Un león mata a una leona delante de los visitantes del zoo de Dallas

En el caso de síndrome de Münchhausen por poder, puede que sea necesario separar al niño de su madre o sus progenitores para poder protegerlo de las acciones de estos.

En todos los casos, es indispensable una terapia para entender el origen del síndrome de Münchhausen.

Ana Blasco
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración