Síndrome de Lynch: definición, diagnóstico y tratamiento

Síndrome de Lynch: definición, diagnóstico y tratamiento

El síndrome de Lynch, o cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis,  es una enfermedad hereditaria rara que afecta tanto a hombres como a mujeres. Las personas con este síndrome tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, cáncer de útero y cáncer de ovario antes de los 50 años.

Síndrome de Lynch: definición

El síndrome de Lynch, o cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis, es una enfermedad genética hereditaria que se transmite de forma autosómica.

El síndrome de Lynch es el responsable del cáncer colorrectal entre el 2 y el 5% de los casos. El riesgo de un hombre con un síndrome de Lynch de desarrollar este tipo de cáncer es mucho más elevado que el de la población general.

En las mujeres, el riesgo de padecer un cáncer de útero es también mayor. En las personas con síndrome de Lynch, estos cánceres a menudo se producen a una edad más temprana, por lo general antes de los 50 años en el caso del cáncer colorrectal.

El síndrome de Lynch se debe a una mutación genética. Esta anomalía afecta a uno de los cuatro genes que controlan y corrigen los errores que ocurren durante la duplicación del ADN durante la división celular.

Síndrome de Lynch: diagnóstico

El síndrome de Lynch es hereditario. Los médicos han recurrido a los llamados criterios de Amsterdam para determinar si una mutación genética está presente dentro de una familia. Existe la sospecha de síndrome de Lynch si al menos tres padres han padecido un cáncer colorrectal, cáncer del intestino delgado, del endometrio (útero), del riñón, del estómago o del ovario y si uno de esos padres tiene un lazo de unión de primer grado a los otros (padre, madre, hermano, hijo).También es necesario observar estos cánceres en dos generaciones sucesivas y que al menos uno de los padres haya tenido un cáncer antes de la de edad de 50 años.

De hecho, una persona con síndrome de Lynch suele pertenecer a una familia donde varios de los miembros han desarrollado un cáncer colorrectal o cualquier otro cáncer relacionado con el síndrome.

Para una persona en riesgo, es posible diagnosticar el síndrome de Lynch mediante examen genético. Este examen permitirá confirmar la sospecha de síndrome de Lynch y determinar si otros miembros de la familia están en riesgo.

Síndrome de Lynch: tratamiento y prevención

Una vez diagnosticado el síndrome de Lynch mediante el examen genético, el paciente deberá seguir rigurosamente las indicaciones de su médico. La prevención suele ser la clave para reducir el riesgo de cáncer y, sobre todo, para poder detectarlo en una etapa temprana.

Leer más
La reacción de una ballena ante los pescadores que vinieron a ayudarla

Un hombre con síndrome de Lynch deberá hacerse pruebas para ver si padece cáncer colorrectal a los 20 o 25 años, mientras que esta prueba se suele hacer normalmente a partir de los 50 años. El paciente deberá también someterse a colonoscopias frecuentemente, 1 o 2 veces al año. En algunos casos, se puede considerar la cirugía profiláctica. Esta operación consiste en la eliminación de elementos anormales benignos como pólipos intestinales para prevenir la aparición de un tumor maligno.

En las mujeres, los exámenes de detección de cáncer uterino y cáncer de ovario también se harán a una edad más temprana. La cirugía consiste en la extirpación del útero (histerectomía), del cuello del útero, de las trompas de Falopio o del ovario. La histerectomía es una cirugía que puede ser muy difícil de llevar para muchas mujeres, ya que no podrán quedase embarazadas.

• Javier de la Rosa
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse