Rodilla de corredor (síndrome rotuliano): síntomas, causas, tratamiento

Rodilla de corredor (síndrome rotuliano): síntomas, causas, tratamiento

La rodilla de corredor o síndrome rotuliano se caracteriza por dolor en la parte delantera de la rodilla y alrededor de la rótula.  El dolor y la rigidez que provoca puede hacer difícil subir escaleras, arrodillarse o realizar actividades cotidianas. 

Definición: ¿qué es la rodilla de corredor?

La rodilla de corredor, o síndrome de la cintilla iliotibial, es un grupo de síntomas relacionados con un trastorno del cartílago de la rótula. Es un problema frecuente que afecta en particular a los adolescentes (o adultos jóvenes) y representa la causa principal de consulta por dolor de rodilla. 

El síndrome de rodilla de corredor se produce cuando la rótula se desplaza de manera incorrecta a lo largo de la hendidura del fémur (surco femoral), cuando se dobla y se estira la rodilla. Este movimiento anormal puede irritar el surco femoral y desgastar el cartílago que se encuentra debajo de la rótula, lo que produce el dolor.  

Rodilla de corredor: síntomas

Los síntomas de la rodilla del corredor están siempre asociados con el dolor de rodilla:

- Dolor durante la práctica deportiva (correr, tenis, ciclismo, etc.).

- Dolor al bajar escaleras.- Dolor al permanecer sentado mucho rato.

- Dolor en la rodilla o el hueco poplíteo.

- Sensación de bloqueo o de inestabilidad en la rodilla.

- Chasquidos, crujidos o sensación de chirrido en el interior de la rodilla.

Rodilla de corredor: causas

Los deportistas son los principales afectados por la rodilla de corredor. De hecho, la rodilla de corredor es el diagnóstico más común entre los corredores. No obstante, cualquier persona puede verse afectada por este síndrome. 

Existen factores intrínsecos que pueden causar la rodilla de corredor como la anatomía, anomalías morfológicas, disfunción muscular o antecedentes de traumatismo o de cirugía de rodilla.

El tipo de deporte practicado, el tipo de superficie o el calzado utilizado también influyen en la aparición y la intensidad del síndrome de rodilla de corredor. Este síndrome es más común en mujeres que en hombres.

Rodilla de corredor: tratamiento

Leer más
Un león mata a una leona delante de los visitantes del zoo de Dallas

El tratamiento del síndrome de rodilla de corredor se centra, principalmente, en la rehabilitación de los músculos cuádriceps, isquiotibiales y en la pantorrilla. Esta rehabilitación se debe hacer de manera segura y sin dolor. La rehabilitación mediante fisioterapia personalizada resulta muy efectiva.

Para los atletas, es conveniente interrumpir el deporte al menos hasta que cese el dolor al hacer esfuerzo. El ciclismo y la natación se pueden practicar pero de forma moderada. La aplicación de frío en la rodilla también puede ayudar a reducir y aliviar el dolor.

Ana Blasco
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración