Síndrome de Diógenes: definición, síntomas y tratamiento

Síndrome de Diógenes: definición, síntomas y tratamiento

El síndrome de Diógenes es un trastorno psicológico que se caracteriza por la falta de higiene personal y la tendencia a acumular objetos y basura de forma compulsiva.

Definición: ¿qué es el síndrome de Diógenes?

El síndrome de Diógenes es un trastorno psicológico y del comportamiento. La persona que lo padece sufre dos problemas relacionados:

- Dejadez: ausencia total de higiene, tanto personal como de su vivienda habitual.

- Síndrome de acumulación compulsiva: trastorno obsesivo-compulsivo que le hace acumular de forma insalubre objetos y basura.

Las personas con síndrome de Diógenes se caracterizan por el abandono total de su vivienda habitual: acumulación excesiva de objetos de todo tipo, falta de higiene, alimentos en mal estado, basura, excrementos de animales o de humanos por el suelo, etc. Esta situación de insalubridad provoca un olor nauseabundo que hace que la convivencia vecinal sea, a veces, imposible.

Síndrome de Diógenes en jóvenes y adultos

El síndrome de Diógenes puede afectar a todas las clases sociales, sin distinción. Algunas personas que sufren este síndrome pueden tener una situación laboral estable e ingresos altos. De hecho, los estudios han demostrado que ni el nivel de los recursos económicos, ni la profesión tienen ninguna repercusión en el desencadenamiento de la enfermedad. Por tanto, el síndrome de Diógenes se observa tanto en personas pobres que viven en un apartamento pequeño como en personas ricas que viven en una casa grande.

Aunque el síndrome de Diógenes puede afectar a los jóvenes, normalmente  se observa en mayores de 60 años y, especialmente, a partir de los 70. Los estudios han demostrado que esta patología afecta más a las mujeres que a los hombres (dos casos femeninos por cada caso masculino). Esta diferencia se puede explicar por el hecho de que las mujeres tienen una esperanza de vida mayor que los hombres.

El síndrome de Diógenes afecta a personas que viven solas en el 75% de los casos. De este porcentaje, una proporción significativa son mujeres viudas y solo el 10% viven en pareja.

También se observa que, a menudo, el síndrome de Diógenes se desencadena como consecuencia de un hecho traumático, como: la muerte de un ser querido, pérdida de empleo, pérdida del estatus social, etc.

Síndrome de Diógenes: diagnóstico

A veces el diagnóstico de síndrome de Diógenes puede ser difícil. La persona afectada puede tener una higiene personal aceptable mientras que su casa se en encuentra en una situación terrible de insalubridad. Por tanto, normalmente es el entorno del enfermo o la familia la que da la señal de alarma y es justo después de la visita de la casa del afectado cuando se confirma el diagnóstico.

Leer más
La reacción de una ballena ante los pescadores que vinieron a ayudarla

Síndrome de diógenes: síntomas 

Algunos de los signos clínicos característicos del enfermo del síndrome de Diógenes son:

- Descuido de la higiene personal o de su vivienda.

- Acumulación compulsiva de objetos o tendencia a coleccionar cualquier cosa.

- Aislamiento social.

- Negación de la realidad y falta de vergüenza por las condiciones de vida.

- Rechazo de cualquier tipo de ayuda externa.

Síndrome de Diógenes: tratamiento

Las personas con síndrome de Diógenes se niegan a recibir cualquier ayuda y no admiten que tienen un problema, por lo que puede resultar complicado manejar el problema.

Después de limpiar la vivienda de la persona afectada, los servicios sociales y las asociaciones tienen un papel fundamental en la recuperación del enfermo: ayudan a la persona a volver a crear lazos sociales (integración social) e intentan evitar que sufra una recaída. En algunos casos, la ayuda de un psiquiatra es indispensable.

 

• Javier de la Rosa
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse