Abren el vientre de una serpiente y descubren una nueva especie
Abren el vientre de una serpiente y descubren una nueva especie
Abren el vientre de una serpiente y descubren una nueva especie
Leer más

Abren el vientre de una serpiente y descubren una nueva especie

El descubrimiento se produjo hace más de 40 años, pero ha sido ahora cuando le han prestado atención. Las entrañas de este serpiente han sido toda una caja de sorpresas.

Últimamente son muchos los vídeos que andan circulando por las redes sociales en los que se puede ver cómo abren el vientre de algún tiburón o alguna ballena y encuentran de todo en su interior, sobre todo mucho plástico. Pero ahora, lo que han descubierto en el interior del estómago de una serpiente ha sido una nueva especie.

Sin lugar a dudas, la naturaleza está llena de sorpresas y siempre se encuentra algo que deja con la boca abierta incluso a los expertos en la materia. Y es que en las entrañas de una serpiente de coral (Micrurus nigrocinctus) han descubierto otro tipo a la que han llamado Cenapsis aenigm, que sería algo como “la misteriosa cena-serpiente”.

Lo más sorprendente del caso es que la nueva especie se encontró cuando en 1976 capturaron a una gran serpiente de coral. Al abrirle las entrañas se toparon con la Cenapsis aenigm, pero fue almacenada y olvidada durante más de 40 años en un museo.

Y ha sido ahora gracias al herpetólogo Jonathan Campbell y su grupo de colaboradores de la Universidad de Texas que han podido finalizar el estudio de este ejemplar y averiguar más características sobre la Cenapsis.

Algunas de las cosas que la diferencias son las escamas que tiene en la parte inferior de su cola, así como la forma de su cráneo o el recubrimiento de su órgano sexual, masculino en este caso. Además no es muy grande, ya que la serpiente encontrada no superaba los 25,8 centímetros.

Según los expertos, podría tratarse de una serpiente excavadora que pasa la mayor parte del tiempo bajo tierra y que podría basar su alimentación en babosas y lombrices de tierra, aunque también hay quien afirma que la forma de su boca y sus dientes se asemejan más a las especies que se alimentan de presas con cuerpo más duro como: los insectos, artrópodos o ciempiés.

Para la ciencia fue toda una gran suerte el que la Cenapsis acabara dentro del menú de una serpiente de coral.

Fuente: Gizmodo

Escrito por Andrea DP

Sin conexión
Verifique su configuración