Una usuaria de cigarrillos electrónicos de 18 años comparte su calvario en las redes sociales
Una usuaria de cigarrillos electrónicos de 18 años comparte su calvario en las redes sociales
Una usuaria de cigarrillos electrónicos de 18 años comparte su calvario en las redes sociales
Leer más

Una usuaria de cigarrillos electrónicos de 18 años comparte su calvario en las redes sociales

Escrito por Irene M.F.

Una estudiante estadounidense de 18 años compartió su terrible historia en las redes sociales. Ha sido una entusiasta del vapeo durante 3 años, pero en julio pasado terminó en el hospital con una grave enfermedad pulmonar.

El cigarrillo electrónico, del que ya se sospecha que es la causa de más de 200 casos de enfermedad pulmonar "grave" detectados durante el verano de 2019 en los Estados Unidos, se encuentra ahora en el centro de una nueva controversia al otro lado del Atlántico.

"Tenía tanta fiebre que mi cerebro no funcionaba con normalidad"

En un post de Facebook publicado el 4 de agosto de 2019, Maddie Nelson, una estudiante de 18 años de edad de Utah, explica cómo cree que el vapeo ha puesto en riesgo su salud. El pasado mes de julio, la joven fue a urgencias quejándose de un fuerte dolor en la parte baja de la espalda, fatiga crónica, fiebre y dificultad para respirar.

Tres años después de haber dejado los cigarrillos "clásicos" por su homólogo electrónico, se dio cuenta de que su estado empeoraba rápidamente, a pesar de su hospitalización. "Mi temperatura era tan alta que mi cerebro ya no funcionaba en absoluto. Pensé que iba a pasar una noche en el hospital, pero me quedé cuatro noches. Y eso fue solo el principio", dijo a la cadena de televisión local Fox 13.

Una historia compartida para crear conciencia

Los médicos pusieron a la joven en un coma artificial para realizarle más pruebas. Y el diagnóstico se hizo rápidamente: los pulmones de Maddie estaban seriamente afectados, sufría de neumonía eosinofílica aguda.

Una enfermedad que podría ser una consecuencia de la vaporización intensiva de Maddie según los médicos, que sin embargo no tienen medios para confirmarlo formalmente.

Desde que salió del coma, Maddie no está fuera de peligro por todo eso, y quiso compartir su historia a través de un largo post que se puede descubrir un poco más arriba, acompañado del hashtag #stopthevape, para animar a sus conocidos a dejar los cigarrillos electrónicos, informa el New York Post.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración