Un nuevo estudio muestra el nuevo factor de riego ante el Covid-19 y no es la edad
Un nuevo estudio muestra el nuevo factor de riego ante el Covid-19 y no es la edad
Leer más

Un nuevo estudio muestra el nuevo factor de riego ante el Covid-19 y no es la edad

Aunque todos sabemos que el Sars-CoV-2, causante de la pandemia de Covid-19, puede afectar a cualquier persona, lo cierto es que hay determinados factores de riesgo que hacen que se complique la situación de muchos pacientes. Hasta ahora sabíamos que que la edad y los problemas respiratorios eran dos de ellos, pero lo cierto es que los investigadores han descubierto uno nuevo que afecta a gran parte de la población.

La forma física del paciente de Covid-19 es fundamental para superar la enfermedad. A pesar de ello y desgraciadamente, todos debemos tener mucho cuidado con el Sars-CoV-2 debido a su sintomatología y facilidad de contagio.

Hasta ahora sabíamos que, si había un paciente tipo con el que este nuevo coronavirus se ensañaba más, era con las personas mayores y con aquellas que tenían alguna dolencia crónica (sobretodo de tipo respiratorio).

Sin embargo, ahora unos investigadores de la Universidad de Queen Mary de Londres (Reino Unido) han publicado el artículo The BMJ, y según recoge El País, ha arrojado un dato arrollador.

El editorial de este ensayo señala que la obesidad agrava la pandemia vírica y es el resultado de vivir en entornos donde es difícil no consumir calorías de más en nuestro día a día. “Ahora está claro que la industria alimentaria comparte la culpa no solo de la pandemia de obesidad sino también por la gravedad de la covid-19 y sus devastadoras consecuencias”, señalan los expertos.

Según este estudio la probabilidad de sufrir una infección grave por coronavirus se incrementa en un 44% en las personas con sobrepeso. “La obesidad también puede alterar la respuesta inmune, como se ha observado con el virus de la gripe, debilitando las defensas del paciente y aumentando las probabilidades de que se produzca una tormenta de citoquinas”, aclaran los autores.

¿Cuál es la solución?

Para estos expertos, una solución clara a este problema (en el Covid-19 y en todas las enfermedades que se asocian a la obesidad) sería que la industria alimentaria dejase de promocionar alimentos y bebidas de carácter insano. “Mejoraría la dieta de toda la población y en particular aportaría mayores beneficios a las personas más pobres”, escriben.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración