Todo sobre los millones de test rápidos que ha comprado España contra el coronavirus
Todo sobre los millones de test rápidos que ha comprado España contra el coronavirus
Todo sobre los millones de test rápidos que ha comprado España contra el coronavirus
Leer más

Todo sobre los millones de test rápidos que ha comprado España contra el coronavirus

España es ya uno de los países en el mundo más afectado por la pandemia por coronavirus Covid-19. Nuestro sistema sanitario está colapsado y el número de contagiados y víctimas no deja de aumentar por días. Para poner remedio a esta situación el Gobierno ha comprado millones de test rápidos que permiten revelar el positivo en el virus en tan solo unos segundos.

España ya no puede más y nuestro sistema sanitario no da a basto. Con todos los esfuerzos del personal sanitario puestos en la UCI y los pacientes para evitar víctimas, el resto de la población se encuentra confinada y teletrabajando, en la medida de lo posible, desde su casa.

Si ayer el ejecutivo de Pedro Sánchez aumentaba el estado de alerta a al menos el 11 de abril para continuar con las medidas de confinamiento y reducir el riesgo de contagio, ahora hemos sabido que el Gobierno ha decidido hacerse con test de rápido diagnóstico.

Siguiendo la estrategia de prevención y realización de muchos test que ya comentaba el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el estado español se ha sumado a la solución.

En materia de cifras, el coronavirus roza ya los 300.000 contagiados en todo el mundo y las 13.000 fallecidos. De esos, solo en España las cifras nos estremecen.

Nuestro país tiene ya más de 28.500 personas contagiadas y 1.700 muertos por Covid-19. Por ello, el ejecutivo ha adquirido 640.000 test rápidos que proceden de China y Corea del Sur.

A este número se sumarán otros 6 millones importados de países europeos y con ellos, se persigue que los primeros en hacerse las pruebas sea el personal sanitario, cuya cifra de contagiados supera los 3.500 médicos y enfermeros, lo que supone un 12% de los casos.

Además, los que también tienen prioridad son los mayores de las residencias de ancianos. Así, el reparto de test se ha iniciado este mismo domingo, comenzando a llegar los primeros 8.000 en la Comunidad de Madrid.

“A partir de ahí, el proceso, que durará dos, tres o cuatro días, continuará hasta llegar a toda la población”, ha asegurado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad español.

El objetivo de estos test es acabar con la oscuridad que no permite actualmente a los expertos tomar una foto del panorama de contagios en nuestro país. Hasta ahora, estos entendidos en epidemias son incapaces de componer una foto real de la situación, lo que impide adoptar las medidas necesarias para aislar a los casos más leves pues, aunque a las personas con síntomas se les conmine a tomar medidas como si hubieran dado positivo, no tienen la certeza de dar positivo o estar contagiadas.

Esperemos que con las nuevas medidas y estos test científicos rápidos se pueda poner fin a la que promete ser la peor crisis sanitaria del siglo XXI a la que se está enfrentando Europa y el mundo.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración