Tengo un allegado infectado de coronavirus, ¿qué debo hacer?
Tengo un allegado infectado de coronavirus, ¿qué debo hacer?
Leer más

Tengo un allegado infectado de coronavirus, ¿qué debo hacer?

En caso de infección de uno de tus allegados, estas son las medidas que debes tomar para protegerte a ti mismo y a la persona infectada.

¿Qué debes hacer si te enteras de que uno de tus parientes, familiares o amigos está contaminado por el coronavirus Covid-19, que está causando tantos estragos en España y en el resto del mundo? Esta es una pregunta muy importante que trataremos de responder, porque es esencial seguir las instrucciones correctas, tanto para protegerse a sí mismo, como para proteger a la persona en cuestión y a tu entorno. Hay dos posibles escenarios.

La persona tiene síntomas

En el primer caso, te enteras de que alguien cercano a ti está infectado con el coronavirus, después de la confirmación de un profesional de la salud, y que la persona en cuestión está mostrando síntomas. Lo primero que hay que hacer es contactar con esta persona y preguntarle cuánto tiempo lleva experimentando los síntomas. Ahora sabemos que el período de incubación del virus, es decir, el tiempo entre la infección y la aparición de los primeros síntomas puede llegar a ser de hasta 14 días, por lo que es imprescindible saber cuándo fue la última vez que se tuvo contacto con esta persona, aunque fuera muy breve.

Si el contacto se produjo más de dos semanas antes de la aparición de los síntomas, es muy improbable que estés infectado. Como medida de precaución, debes seguir el procedimiento que se describe a continuación. Si no, tienes una alta probabilidad de estar infectado, así que debes seguir inmediatamente el procedimiento que te explicaremos.

El procedimiento a seguir

Si se sospecha una infección, si se empiezan a presentar síntomas o si no, pero se ha estado en contacto con una persona infectada, lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con un médico por teléfono o mediante una consulta por vídeo. No necesitas ir a ninguna parte, los médicos están bastante desbordados, y te arriesgas a infectar a otras personas en tu camino o en la sala de espera. El profesional de la salud en cuestión podrá darte una receta, si es necesario, por correo electrónico o directamente en el fax de la farmacia más cercana, y todo lo que tendrás que hacer será recoger tu tratamiento. No olvides ponerte en contacto con todas las personas con las que hayas podido tener contacto durante el período en cuestión para que ellas también puedan tomar sus medidas.

Cuarentena

El segundo paso es ponerte en cuarentena. Si no tienes síntomas graves, es decir, fiebre persistente de más de 38,5 grados, tos, ya sea húmeda o seca, y dificultad para respirar, no necesitas ir al hospital. Puedes seguir tu tratamiento en casa, pero debes estar en cuarentena. Por lo tanto, debes romper todo contacto con el mundo exterior y encerrarte en casa durante 14 días. Durante este período, no dudes en ponerte en contacto con tu médico para informarle de la evolución de su condición y adaptar tu tratamiento.

Pacientes asintomáticos o portadores sanos

El segundo caso se refiere a portadores sanos o asintomáticos. Si te enteras de que alguien cercano a ti está infectado con el coronavirus, después de la confirmación de un profesional de la salud, y de que la persona en cuestión no tiene absolutamente ningún síntoma, lo primero que se debe hacer es averiguar cuándo fue la última vez que se tuvo contacto con esa persona. Por definición, es imposible saber cuándo se infectó la persona, ya que no lo sabrá ella misma si no ha notado la aparición de los síntomas. Es importante saber que las autoridades sanitarias estiman que entre el 50 % y el 80% de los portadores del virus son asintomáticos.

El procedimiento a seguir

En caso de duda, incluso si no tienes síntomas, pero has estado en contacto con una persona infectada, sigue exactamente el mismo procedimiento que si tuvieras síntomas leves. Por lo tanto, debes ponerte en contacto con un médico por teléfono o por videoconsulta, que te dará una receta, si es necesario, por correo electrónico o directamente en el fax de la farmacia más cercana, y sólo tendrás que ir a buscar tu tratamiento. No olvides ponerte en contacto con todas las personas con las que haysa podido tener contacto durante el período en cuestión para que ellas también puedan hacer sus arreglos.

Cuarentena

Incluso si no tienes síntomas y has estado en contacto con un portador sano, debes ponerte en cuarentena. Por lo tanto, también debes romper todo contacto con el mundo exterior y encerrarte en casa durante 14 días. Durante este período, no dudes en ponerte en contacto con tu médico para informarle de la evolución de tu enfermedad y adaptar su tratamiento.

El inesperado efecto positivo del coronavirus
Leer más
El inesperado efecto positivo del coronavirus

No te olvides de la persona infectada

Además, si una persona está infectada a tu alrededor, tenga o no síntomas, será puesta en cuarentena, probablemente en su casa si los síntomas no son demasiado graves. Así que no dudes en hablar con ellos y no los dejes solos para que se ocupen de su enfermedad. Tanto física como psicológicamente, estos períodos de enfermedad y cuarentena, y por lo tanto de soledad, pueden ser muy difíciles de vivir y siempre es un placer contar con el apoyo de sus allegados para superar esta dura prueba.

Escrito por Irene M.F.
Sin conexión
Verifique su configuración