Teletrabajo y salud mental ¿cómo llevar un equilibrio?

La pandemia nos ha obligado a adaptarnos a nuevas formas de vivir y ser productivos, el teletrabajo se posicionó como actividad principal, para producir activamente sin estar expuesto al virus.

Teletrabajo y salud mental ¿cómo llevar un equilibrio?
Leer más
Leer más

Todos recordamos cuando inició el estado de alarma por la pandemia, el mundo tuvo que cambiar su organización para eliminar el riesgo de infección entre compañeros, clientes y usuarios.

Situación que obligó a equilibrar los intereses empresariales, así como los derechos del trabajador, por tal razón se crearon normas, para garantizar el desarrollo de la actividad laboral, así como la relación entre el empleado y empleador, con un decreto en el que se ampara el trabajo remoto, publicado en España en septiembre de 2020.

Desventajas del trabajo remoto

El teletrabajo también ha presentado situaciones de desventajas, que han hecho que las personas se enfrenten a situaciones de estrés, entre las principales causas están:

  • El mal uso de la maquinaria móvil
  • Problemas relacionados a los espacios en los que el trabajador se encuentra (la iluminación, temperatura, ruido, falta de ventilación o hacinamiento)
  • Las malas posturas, movimientos repetitivos, ansiedad y estrés.

Estos factores podrían afectar la salud mental del trabajador, en muchas ocasiones genera situaciones conflictivas como el aislamiento y aumento de reacciones violentas, debido a la inexistencia de barreras entre la esfera laboral y la vida privada.

Otro punto que puede ser perjudicial para la salud, con la presencia del teletrabajo, es la tendencia al sedentarismo, una alimentación hipercalórica y descuido de la higiene personal, lo que puede generar problemas a largo plazo como fatiga crónica, carga mental, agotamiento emocional, ansiedad en casos agravados hasta burn-out y estrés crónico.

Equilibrio entre el teletrabajo y la salud mental

Cuando el trabajo remoto afecta la salud mental es necesario tomar en cuenta ciertas recomendaciones, que podrían ayudar a minimizar los impactos negativos, en favor del buen desempeño de las actividades propuestas al empleado.

Entre las principales esta hacer una evaluación de los puestos de riesgo, con el objetivo de crear una planificación preventiva, para ayudar a los trabajadores. Respetar los horarios de jornada, para no mezclar el ámbito privado con el laboral.

Los empleadores deben tomar en cuenta la intimidad del trabajador, para evitar el estrés y prevenir riesgos asociados con el uso de dispositivos tecnológicos, como el estrés, ansiedad, carga mental o fatiga informática. De esta forma el trabajador se sentirá más a gusto cuando realice sus actividades diarias, en una atmósfera de confianza.