Síntomas y detección del cáncer de colon
Síntomas y detección del cáncer de colon
Síntomas y detección del cáncer de colon
Leer más

Síntomas y detección del cáncer de colon

Escrito por Irene M.F.

El cáncer de colon sigue siendo hoy uno de los más frecuentes y mortales. Pero, ¿cuáles son sus síntomas y cómo se detecta?

Como explica la Liga contra el Cáncer, el cáncer de colon es una enfermedad de las células que recubren el interior del colon o del recto, y que se desarrolla a partir de una célula inicialmente normal que se transforma y multiplica de forma incontrolada, tras una mutación.

Definición: ¿qué es el cáncer de colon?

El cáncer colorrectal es uno de los más comunes en la actualidad. Pero también uno de los más mortíferos, a pesar de que la tasa de mortalidad disminuye regularmente. En general, el cáncer colorrectal se da en personas mayores de 50 años (95 % de los casos). Por lo tanto, a esta edad hay que estar atentos. Sin embargo, no es infrecuente que personas de cuarenta años o incluso más jóvenes padezcan cáncer de colon, como el actor Chadwick Boseman, que falleció en agosto de 2020 con solo 43 años a causa de un cáncer de este tipo.

Aunque este término es el más común, el cáncer colorrectal engloba en realidad dos tipos de cáncer similares, el de colon y el de recto. De los miles de nuevos casos registrados cada año, el 60 % de los cánceres afectan al colon y el 40 % al recto. Estas enfermedades se caracterizan por la aparición de un tumor maligno en la mucosa del intestino grueso, pero esto no siempre conlleva la aparición de signos importantes.

Señales de alerta en el abdomen y los intestinos

Una vez que se ha desarrollado un tumor, el cáncer puede manifestarse como estreñimiento repentino o que empeora, diarrea prolongada, aumento del volumen abdominal, dolor abdominal frecuente o constante, necesidad constante de defecar, vómitos o sangre en las heces. Pero también pueden aparecer otros signos menos específicos, como anemia o pérdida de peso inexplicable.

A medida que el tumor crece, pueden aparecer síntomas más graves, como la obstrucción intestinal o la peritonitis. Por lo tanto, es importante detectar el cáncer lo antes posible. Hay varias formas de hacerlo, pero serán más o menos eficaces según el estadio del cáncer y su localización.

El examen clínico suele consistir en la realización de un tacto rectal para buscar cualquier anomalía. Pero esto solo detectará aquellas que se encuentren alrededor del recto y no indicará si son cancerosas o no.

Detección de rastros de sangre en las heces

Actualmente, se ha establecido un programa de diagnóstico basado en una prueba muy específica que busca rastros microscópicos de sangre en las heces. La prueba de referencia actual se conoce como Hemoccult y se realiza durante varios días siguiendo cuidadosamente las instrucciones. Consiste en depositar fragmentos de heces recogidos durante varios días en plaquetas que se envían a un laboratorio de análisis autorizado.

Los resultados obtenidos se envían a la persona y al médico que la atiende en un plazo de quince días. En el marco del programa de cribado anual, los franceses de entre 50 y 74 años reciben cada dos años una carta en la que se les invita a someterse a esta prueba de cribado de forma gratuita por parte de su médico de cabecera, si este lo considera necesario.

Hay otra prueba disponible. Más eficaz, más fiable y sencilla, consiste, como la anterior, en detectar la presencia de sangre en las heces que es invisible a simple vista, con la diferencia de que esta vez se hace buscando la presencia de anticuerpos muy específicos.

Varias pruebas para confirmar la presencia de cáncer

Una vez realizada la prueba, si los resultados son positivos, el paciente deberá someterse a una colonoscopia para buscar la presencia de un posible tumor. Este examen utiliza una sonda para inspeccionar el intestino y, si es necesario, tomar muestras. Si la anomalía está más bien en el recto, se propondrá una rectoscopia en su lugar. Pero ambas técnicas permiten tomar biopsias si se detecta una masa sospechosa.

Cuando la colonoscopia no es viable, se puede utilizar otro examen llamado coloscanner que, como su nombre indica, es un escáner centrado en el colon. Esto permite ver el interior sin tener que entrar en él. Las muestras que se tomen durante estos exámenes se enviarán a los laboratorios que determinarán su naturaleza y así confirmarán o no la presencia de un tumor.

Cuando se confirma el cáncer, se lleva a cabo un examen médico más amplio. Esto incluye análisis de sangre y otros exámenes que nos permitirán saber más sobre la naturaleza del cáncer, su tipo y su estadio.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración