Las 8 señales que indican problemas de hígado

En realidad, son muchos los factores que pueden provocar problemas hepáticos. El cuerpo humano es muy complejo, por lo que es difícil saber exactamente de dónde procede el dolor. Aquí hay 8 señales que pueden mostrar que tu hígado está enfermo.

Las 8 señales que indican problemas de hígado
Leer más
Leer más

Hoy hablamos de salud. Los dolores de estómago pueden doler mucho y, a veces, conocer su origen es especialmente difícil. ¿Es el hígado, el estómago o el bazo lo que te causa dolor? Le ayudamos a entender su anatomía.

El cuerpo humano, un terreno complejo

Ya sea por el tabaco, el alcohol, la dieta o incluso el estrés, el hígado es un órgano que puede dañarse muy rápidamente si no prestamos suficiente atención a nuestro estilo de vida.

Por lo tanto, es muy importante observar su cuerpo y los síntomas para determinar si tiene mala salud.

Está claro que el cuerpo humano es muy complejo. Por eso, cuando tenemos dolor en un lugar, es difícil saber de dónde viene.

8 señales de que su hígado está enfermo

Gracias a Health Plus Mag, compartimos 8 señales que te ayudarán a determinar si es tu hígado el que está afectado:

  1. Ictericia: Por lo general, los problemas hepáticos se manifiestan con el color amarillo de los ojos. De hecho, esto ocurre si hay un exceso o una mezcla de bilirrubina.También puede hacer que la piel se vuelva amarilla.
  2. Pérdida de apetito: este síntoma puede darse por muchos motivos. Si empieza a perder peso, se recomienda encarecidamente consultar a un médico.
  3. Náuseas y vómitos: Una vez más, estos síntomas son comunes cuando se tiene dolor de estómago.
  4. Sensación de pesadez: el dolor puede producirse en la parte superior del estómago. Esto puede provocar cólicos. Se debe consultar a un médico para prevenir los cálculos biliares.
  5. Heces negras: hay que reconocer que no es muy glamuroso, pero es importante vigilar las heces. Es imprescindible acudir al médico si las heces se vuelven negras y duras, sobre todo si hay restos de sangre.
  6. Fatiga constante: La fatiga también puede ocurrir por diferentes razones, sólo que este síndrome puede persistir si su salud hepática no mejora.
  7. Picazón: El director médico de trasplantes de hígado de la Clínica Cleveland, el Dr. K. V. Narayanan Menon cree que esta sensación desagradable puede deberse a la acumulación de sales biliares.
  8. Fallos de memoria: como el hígado no funciona con normalidad, las toxinas pueden acumularse y provocar pensamientos desenfocados y pérdida de memoria. "En los casos más graves, esto puede llegar hasta el coma", según los expertos.

A partir de ahora podrás detectar más rápidamente si tienes un pequeño problema en el hígado.