Por qué los padres también deberían dejar de fumar durante el embarazo
Por qué los padres también deberían dejar de fumar durante el embarazo
Leer más

Por qué los padres también deberían dejar de fumar durante el embarazo

Ya se conocen los efectos nocivos de fumar durante el embarazo. Pero los efectos de fumar, por parte del padre, eran menos conocidos. Sigue leyendo para saber más.

Todos sabemos que los riesgos que afectan a los fetos cuando una mujer embarazada fuma son muchos: nacimiento prematuro, aumento del riesgo de aborto... El pictograma "prohibido para mujeres embarazadas" también está presente en todos los paquetes de cigarrillos.

Pero quizás la prohibición debería extenderse a los futuros padres en general, ya que un nuevo estudio muestra que el tabaquismo pasivo podría ser igual de perjudicial.

El tabaquismo pasivo, nocivo para el feto

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Xiangya publicaron un estudio en el European Journal of Preventive Cardiology que pone de manifiesto los riesgos del tabaquismo pasivo en el feto. De hecho, los resultados lo dejan claro; el tabaquismo pasivo aumenta el riesgo de defectos cardíacos congénitos en el feto.

"Los futuros padres deberían dejar de fumar, ambos", dice el Dr. Jiabi Qin, de la Escuela de Salud Pública de Changsha (China), y autor principal del estudio. "Los padres son una fuente importante de fumadores pasivos entre las mujeres embarazadas, lo que podría ser incluso más peligroso para el feto que las madres que fuman".

8 de cada 1000 bebés

Los defectos cardíacos congénitos son los responsables de 8 partos fallidos de cada 1000. Dado que fumar puede aumentar el riesgo de defectos cardíacos congénitos, se recomienda encarecidamente a los futuros padres que eviten fumar durante el embarazo de sus parejas.

Un estudio reciente incluso descubrió que dejar de fumar durante el embarazo no es suficiente: "Si eres fumadora, es importante dejar de fumar antes del embarazo", dice Tatiana Anderson, neurocientífica del Instituto de Investigación Infantil en Seattle.

"Hemos descubierto que las mujeres que fumaban tres meses antes de quedar embarazadas y que dejaron de hacerlo en el primer trimestre todavía tenían un riesgo 50% mayor a desarrollar síndrome de muerte súbita del lactante en comparación con las no fumadoras", añade.

El estudio del Dr. Jiabi Qin y su equipo es el primer meta-análisis que examina las relaciones entre el tabaquismo de los segundos padres, el tabaquismo pasivo de la madre y el riesgo de defectos cardíacos congénitos en el feto. "Fumar es teratogénico, lo que significa que fumar puede causar malformaciones en el desarrollo durante el embarazo (...) Además, fumar en el segundo progenitor es más común que en las mujeres embarazadas que fuman".

Un riesgo durante toda la duración del embarazo

Los resultados del estudio son muy claros, el tabaquismo pasivo es peligroso para las mujeres durante todo el embarazo. Pero en la vida diaria evitar el humo del cigarrillo en la calle, en la terraza o en casa de un amigo no siempre es fácil.

Escrito por Andrea DP

Sin conexión
Verifique su configuración