Las patatas fritas de McDonald's no son un remedio contra la calvicie
Las patatas fritas de McDonald's no son un remedio contra la calvicie
Leer más

Las patatas fritas de McDonald's no son un remedio contra la calvicie

Muchos artículos recientes nos han hecho creer que las patatas fritas de McDonald's podrían guardar el secreto contra la calvicie. Aunque el aceite con el que las fríen contiene una sustancia capaz de iniciar el crecimiento del cabello, los investigadores japoneses no se centraron en ese oro líquido; sino en la molécula llamada "dimetilpolisiloxano".

Hace varios días, una noticia ocupó las portadas de algunos periódicos: las patatas fritas de McDonald's podrían ser un remedio contra la calvicie. Frente a tal información, la prensa empezó a hervir, como si del aceite de las patatas de la famosa cadena de comida rápida se tratase. Pero, si miramos más de cerca, el tema de moda es en realidad un poco menos candente.

La verdad científica ha llegado para meter baza en esta historia de fritura más bien confusa. El origen del rumor: una sustancia química presente en el aceite que utiliza McDonald's para evitar que salga espuma durante la cocción, el dimetilpolisiloxano. La molécula sí permitió que los japoneses hicieran crecer pelo de manera artificial, en el laboratorio, tal y como demuestran los trabajos que publicaron recientemente en la revista "Biomaterials".

Aunque encontraron dimetilpolisiloxano en pequeñas cantidades en la superficie de los bastoncitos de patata que se sirven en la empresa de comida rápida, dicha sustancia también sería útil en otros dominios.

Escrito por Javier de la Rosa
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración