Investigadores descubren la raíz del neuroblastoma –un tipo de cáncer infantil– e identifican nuevos objetivos para su tratamiento
Investigadores descubren la raíz del neuroblastoma –un tipo de cáncer infantil– e identifican nuevos objetivos para su tratamiento
Investigadores descubren la raíz del neuroblastoma –un tipo de cáncer infantil– e identifican nuevos objetivos para su tratamiento
Leer más

Investigadores descubren la raíz del neuroblastoma –un tipo de cáncer infantil– e identifican nuevos objetivos para su tratamiento

Escrito por Elena Rodríguez

El neuroblastoma afecta generalmente a menores de 5 años. Este nuevo hallazgo representa una esperanza para desarrollar nuevas formas de tratamiento.

Un estudio unicelular sobre el neuroblastoma –un cáncer poco común que generalmente afecta a niños menores de cinco años– realizado por investigadores del Instituto Wellcome Sanger, el Hospital Great Ormond Street (GOSH) y el Centro Princess Máxima de Oncología Pediátrica,ha descubierto que todos los neuroblastomas surgen de un solo tipo de célulaembrionaria llamada simpatoblastos.

El estudio, buscaba comprender por qué los neuroblastomas varían en gravedad, algunos son fáciles de tratar y otros tienen tasas de supervivencia a cinco años relativamente bajas.

Esta perspectiva tan diversa llevó a los investigadores a preguntarse si el rango de gravedad podría ser causado por neuroblastomas que surgen de diferentes tipos de células en diferentes etapas del desarrollo del niño en el útero.

Gracias al advenimiento de la secuenciación de ARNm de una sola célula, los investigadores lograron identificar los tipos de células de las que surgen los neuroblastomas y encontrar nuevos objetivos de tratamiento.

El hecho de que todos los neuroblastomas surjan de simpatoblastos los convierte en un objetivo farmacológico atractivo, porque estas células solo existen en el tumor después de que nace el niño.

«Mi esperanza es que se puedan desarrollar terapias nuevas y menos intrusivas dirigidas a los simpatoblastos», señala la Dra. Straathof, autora principal del estudio, del GOSH.


Sin conexión
Verifique su configuración