Guardar los dientes de leche de tus hijos puede salvarles la vida

Guardar los dientes de leche de tus hijos puede salvarles la vida

A los padres les encanta guardar los dientes de leche de sus hijos, ya que estos representan recuerdos importantes para ellos. Sin embargo, no solo se trata de algo emocional, guardarlos también podría salvarles la vida.

De niños, a todos nos ha tocado mostrar orgullosos nuestra sonrisa llena de mellas. Un momento esencial en el que perdemos los dientes de leche para dejar paso a los definitivos. Y, según la familia, una vez el ratoncito Pérez ha pagado por el diente, este se tira o se guarda como recuerdo. Y un estudio afirma que es aconsejable guardarlo cuidadosamente.¿Por qué? Pues simplemente porque, al igual que la sangre y el tejido del cordón umbilical, la pulpa dental contiene células madre que pueden servir para curar enfermedades de la sangre, como la leucemia, entre otras cosas. "Tienen la capacidad de transformarse en muchos otros tipos de células que podrían reparar, de aquí a dentro de unos años, articulaciones, músculos, huesos, nervios o, incluso, lesiones cardiacas". Para que funcione, el diente no debe caerse solo. Debe arrancarse con un poco de sangre para poder extraer las células madre del diente. La conservación de células madre con fines terapéuticos aún está prohibido en ciertos países como Francia. 

Leer más
Así es como serán los preservativos en el futuro
• Ana Blasco
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse