Evolución: esta extraña mutación se está extendiendo en los humanos
Evolución: esta extraña mutación se está extendiendo en los humanos
Evolución: esta extraña mutación se está extendiendo en los humanos
Leer más
Leer más

Evolución: esta extraña mutación se está extendiendo en los humanos

Nuestro cuerpo sigue evolucionando, como demuestra esta micromutación en el antebrazo. Y puede que ésta no sea la única evolución que nos espera para el año 2100.

Un reciente trabajo publicado en el Journal of Anatomy y retransmitido por Numerama en octubre de 2020 pone de manifiesto una evolución anatómica del ser humano que ha pasado casi desapercibida. En unos años, se habrá convertido en la norma.

La arteria mediana: 1 de cada 3 personas está afectada

Según investigadores de la Universidad de Adelaida (Australia), un vaso sanguíneo ha aparecido en el cuerpo humano desde finales del siglo XIX. Se trata de una arteria embrionaria, es decir, que normalmente desaparece al nacer, situada en el antebrazo: la arteria mediana.

Cuando aún somos fetos en el vientre de nuestra madre, esta arteria es la que lleva la sangre al antebrazo y a la mano. En el pasado, con muy pocas excepciones, la arteria mediana desaparecía al nacer en la mayoría de las personas. Pero desde finales del siglo XIX, cada vez son más las personas que lo conservan después del nacimiento.

Desde el siglo XVIII, los anatomistas han estudiado la prevalencia de esta arteria en los adultos, y el estudio muestra que está aumentando claramente... La prevalencia era de aproximadamente el 10% en las personas nacidas a mediados de la década de 1880, frente al 30% en las nacidas a finales del siglo XX, por lo que se trata de un aumento significativo en un periodo de tiempo bastante corto en términos de evolución.

Así que uno de cada tres humanos tendría esta característica hoy en día. Cuando más de la mitad de la población general tenga una arteria mediana, se considerará la norma y parte de la evolución humana. Una evolución definitiva que debería producirse en torno al año 2100, según los investigadores.

¿Para qué sirve esta mutación?

El Homo-Sapiens está en constante evolución, como todas las especies del reino animal. Sin que nos demos cuenta, nuestra anatomía se adapta a nuestro estilo de vida generación tras generación, según un modo de selección natural teorizado por Darwin. Entonces, ¿qué sentido tiene que tengamos hoy una arteria mediana?

Los investigadores siguen luchando por explicarlo. Uno de los principales beneficios de esta evolución podría ser un flujo sanguíneo más importante, para tener un antebrazo más potente y unos dedos más hábiles. No es inútil en la era de lossmartphones.

Otra de las hipótesis evoca un "problema de salud en las madres durante el embarazo" o la mutación de "genes implicados en el desarrollo mediano de las arterias".
Evolución: esta extraña mutación se está extendiendo en los humanos Getty image

¿Pronto superpoderes?

De mutación en mutación, ¿acabaremos teniendo superpoderes como los de Spiderman? Todavía estamos muy lejos de eso. Por otra parte, los científicos han observado un descenso de la temperatura corporal media, probablemente debido a la mejora de la calidad de vida. El tamaño de nuestros dientes también ha disminuido mucho (en proporción al aumento de nuestro cerebro) gracias a una mejor alimentación, lo que ha provocado una disminución del tamaño de la mandíbula. Por ello, las operaciones de muelas del juicio son cada vez más numerosas.

Y mientras esperamos ver la aparición de un animal de tres patas, es nuestro uso masivo de los smartphones lo que podría generar una mutación genética. Según un estudio británico recogido por Ouest-France,

"El pulgar utilizado para escanear la pantalla táctil sería de media un 15% más musculoso que el de la mano contraria"

Generando así un cambio en la morfología de los dedos. ¿Es esto suficiente para que la selección natural funcione? ¡La respuesta en unos pocos siglos!


Además