Estrés: lo que sucede en el cerebro cuando estás ansioso
Estrés: lo que sucede en el cerebro cuando estás ansioso
Leer más

Estrés: lo que sucede en el cerebro cuando estás ansioso

El estrés afecta al cerebro. La investigación neurocientífica ha demostrado que el estrés crónico afecta al hipocampo, la corteza prefrontal y la amígdala. Te explicamos lo que sucede en el cerebro durante los períodos de estrés.

El estrés y el hipocampo

El hipocampo es una estructura cerebral que controla el estado de ánimo, la memoria, la concentración y la adquisición de conocimientos. En general, el hipocampo participa en la adaptación al medio ambiente. Las personas deprimidas verían disminuir el volumen de su hipocampo. Parece que cuanto más largos son los episodios de estrés, más pequeño es el hipocampo. Los trastornos de la memoria narrativa suelen presentarse en los sujetos deprimidos.

El estrés y la corteza prefrontal

Mientras que el hipocampo se explica a menudo como el cerebro de las emociones, el papel de la corteza prefrontal está relacionado con la capacidad de adaptación. Es el cerebro de la inteligencia, pero también del autocontrol y la iniciativa.

Las personas que sufren de estrés crónico verían una disminución en el volumen de la materia gris, que está presente en la corteza prefrontal en particular. Numerosos estudios de imágenes cerebrales han demostrado esta alteración de la corteza prefrontal. También se ha observado una disminución del flujo sanguíneo y del metabolismo de la glucosa a nivel prefrontal. Esto puede llevar a individuos que son incapaces de controlar sus emociones, tomar decisiones y adaptar sus actitudes.

El estrés y la amígdala

Situada cerca del hipocampo, la amígdala es una estructura cerebral esencial. Su principal función es getionar las emociones, incluyendo las reacciones de miedo y ansiedad. Se trata de las emociones más primitivas. Durante los períodos de depresión y estrés, la amígdala ve su funcionamiento perturbado. A diferencia del hipocampo y la corteza prefrontal, la amígdala aumenta significativamente de volumen. Esta disfunción tiene consecuencias importantes como la irritabilidad, la hipervigilancia, la agitación ansiosa, pero también reacciones siderales frecuentes.

Las consecuencias del estrés en el cerebro

En los sujetos deprimidos se observan numerosos cambios estructurales, funcionales y celulares. Las estructuras cerebrales afectadas son el hipocampo, la corteza prefrontal y la amígdala. Los tres regulan la gestión del humor y las emociones. Cuanto más intensos y numerosos sean los episodios de estrés, más grave será el impacto en el cerebro.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración