El inesperado efecto positivo del coronavirus
El inesperado efecto positivo del coronavirus
Leer más

El inesperado efecto positivo del coronavirus

Si el coronavirus tiene un efecto positivo, es la reducción de la contaminación del aire. Desde el comienzo de la epidemia, las fábricas de China e Italia han estado funcionando a baja capacidad. Como resultado, el planeta está respirando un poco mejor.

La lista de consecuencias negativas del coronavirus es larga: cierre de lugares públicos que no son esenciales, cierre de escuelas, prohibición de reuniones de más de 100 personas, ansiedad, pánico... Es difícil imaginar que el Covid-19 sea bueno para el planeta. Pero así es.

Coronavirus: una espectacular caída de la contaminación en China

China ha estado estancada desde el descubrimiento de un nuevo coronavirus, covid-19, el pasado enero. Desde que el país ha sido puesto en cuarentena, se ha producido un fuerte descenso de la contaminación.

El Centro de Investigación de Energía y Aire Limpio de Finlandia ha calculado que desde febrero los niveles de CO2 en China han disminuido en una cuarta parte. Eso es 200 millones de toneladas menos de partículas de gas tóxico. La investigadora Fei Lu se entusiasma en un comunicado de prensa de la NASA:

Es la primera vez que veo una caída tan dramática en un área tan grande, vinculada a un evento particular.”

La investigadora analizó los datos de los satélites y descubrió que el dióxido de nitrógeno, emitido por los vehículos y las actividades industriales, disminuyó significativamente entre enero y febrero.

Particularmente en las regiones de Beijing, Shanghai y Hong Kong. Por lo tanto, la calidad del aire en China es mucho mejor desde el comienzo de la epidemia de coronavirus. El mismo fenómeno puede encontrarse en Italia.

Coronavirus: la tasa de emisiones de gases de efecto invernadero está disminuyendo en Italia

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) reveló un impactante vídeo el 13 de marzo. Muestra un descenso del dióxido de nitrógeno en Europa desde el 1 de enero al 11 de marzo. Y los resultados son muy visibles en el norte de Italia. Claus Zehner, director de la ESA comenta:

Estamos muy confiados en que la reducción de las emisiones que podemos ver coincide con el cierre de Italia, lo que se traduce en menos tráfico y actividades industriales”.

Desafortunadamente, muchos investigadores están preocupados por el aumento del CO2 tan pronto como la epidemia termine.

Para más detalles, ve el vídeo de la cabecera del artículo.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración