El coronavirus sobrevive hasta 28 días en las superficies según un nuevo estudio
El coronavirus sobrevive hasta 28 días en las superficies según un nuevo estudio
El coronavirus sobrevive hasta 28 días en las superficies según un nuevo estudio
Leer más

El coronavirus sobrevive hasta 28 días en las superficies según un nuevo estudio

Un nuevo estudio australiano muestra que el coronavirus podría sobrevivir en las superficies cotidianas mucho más tiempo de lo que pensábamos.

El Sars-CoV-2 es mucho más resistente de lo esperado según este nuevo estudio australiano. Billetes, pantallas, superficies de acero... ¡El virus puede sobrevivir hasta 28 días!

El calor, el peor enemigo del coronavirus...

¿Cómo nos contagiamos el coronavirus? Esta pregunta no es tan fácil como parece a primera vista. Si ahora se sabe que se transmite principalmente a través de microgotículas respiratorias, ¿qué pasa con las superficies? Varios experimentos muestran lo rápido que el coronavirus se propaga y contamina las superficies.

El organismo científico nacional de Australia, CSIRO, ha revelado los resultados de un estudio reciente sobre el tema. El equipo de investigadores midió la tasa de supervivencia del virus en seis superficies diferentes del laboratorio, exponiéndolo a varios niveles de temperatura, cada uno con un nivel de humedad establecido en el 50 %.

Los resultados son concluyentes: cuanto más alta es la temperatura, menos posibilidades tiene el virus de sobrevivir en superficies no porosas como el vidrio, el papel, el acero, el vinilo o el polímero de los billetes. Expuesto a 30 °C, el virus sobrevive 7 días. A 40 °C, ¡solo sobrevive 24 horas! En superficies porosas como el algodón, solo está activo durante 16 horas.

Por otro lado, el virus puede sobrevivir hasta 28 días en una superficie no porosa a una temperatura de 20 °C. Este es el caso de la pantalla de tu teléfono, billetes o cualquier objeto de acero. En comparación, el virus de la gripe sobrevive 17 días en superficies no porosas.

Los humanos son mucho más contagiosos

El director del estudio, Trevor Drew, fue sin embargo tranquilizador sobre las consecuencias reales de tal descubrimiento. Ciertamente, saber que si alguien "que no tiene cuidado con estos materiales los ha tocado, y luego se ha lamido las manos o se ha tocado los ojos o la nariz, podría estar infectado más de dos semanas después de haber estado en contacto" no es tranquilizador. Pero el principal modo de contaminación sigue siendo el contacto directo entre humanos.

Hace unos días, las nuevas recomendaciones del CDC de los EE.UU. certificaron que el riesgo de transmisión del Covid-19 a través de una superficie contaminada es bajo. El recordatorio de Trevor Drew de que "las personas contaminadas son mucho más contagiosas que las superficies".

Pero este descubrimiento podría explicar por qué el virus puede reaparecer misteriosamente en áreas donde no hay más casos de contagio. También refuerza la importancia de lavarse las manos y desinfectar las superficies regularmente.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración