¿El alcohol aumenta las probabilidades de padecer Covid-19 de gravedad?

Un nuevo informe publicado por varias empresas suecas apunta al papel del consumo de alcohol en el desarrollo de formas graves de la enfermedad.

¿El alcohol aumenta las probabilidades de padecer Covid-19 de gravedad?
Leer más
Leer más

Obesidad, diabetes, patologías respiratorias, antecedentes cardiovasculares e incluso apnea del sueño ... Desde el inicio de la pandemia, los investigadores han alertado periódicamente sobre los diversos factores de riesgo de la forma grave de Covid-19.

Pero al parecer, el virus aún no ha desvelado todos sus misterios: un nuevo informe publicado por varias empresas suecas destaca las consecuencias, tan graves como insospechadas, del consumo de alcohol frente al Covid-19. Esto aumentaría significativamente el riesgo de infección y tendría un impacto en la gravedad de la enfermedad.

¿Una respuesta inmune más débil?

“El alcohol aumenta el número de receptores ACE2 a los que se pueden unir partículas del virus SARS-CoV-2 para infectar las células huésped”, podemos leer en este informe, del cual puedes descubrir una infografía explicativa un poco más abajo en este artículo.

El alcohol puede así "activar un aumento en la producción de citocinas, lo que puede contribuir a un peligro inflamatorio excesivo, una respuesta característica de la infección por Covid-19".

En otras palabras, la molécula facilitaría el "sobrecalentamiento" de la respuesta inmune - la famosa "tormenta de citocinas" - e interferiría con el funcionamiento de las células T, que juegan un papel importante en la respuesta inmune adaptativa, debilitando consecuentemente el sistema inmune.

Los efecto del alcohol en la activación del Covid-19 Movendi.ngo

El cerebro también está expuesto

Otro hallazgo alarmante: en un momento en que muchos estudios ya han discutido y detallado los efectos nocivos del Covid-19 en el cerebro, el informe sugiere que el consumo excesivo de alcohol "también puede afectar la permeabilidad de la barrera hematoencefálica".

"La alteración de la barrera hematoencefálica asociada con el consumo crónico de alcohol también puede aumentar la posibilidad de que patógenos invasores, incluido el Covid-19, se infiltran en el cerebro".

Conductas de riesgo

Pero estos efectos sobre la contaminación y el desarrollo de formas graves de Covid-19 no son los únicos inconvenientes del consumo de alcohol en tiempos de pandemia. Es bien sabido que todos estamos menos atentos cuando hemos bebido demasiado, y rápidamente se olvidan los gestos de barrera y otras medidas de distanciamiento social, así como el reflejo de lavarnos las manos con regularidad o incluso de llevar una mascarilla en cualquier circunstancia, comportamientos de riesgo que pueden facilitar aún más la propagación del virus.