El aburrimiento puede provocar mala calidad de sueño

Según datos de la Sociedad Española de Sueño (SES), entre un 20 y un 45% tiene en algún momento de su vida problemas para dormir.

El aburrimiento puede provocar mala calidad de sueño
Leer más
Leer más

Un reciente estudio, publicado en Personality and Individual Differences, ha revelado que el aburrimiento podría ser otro de los condicionantes de un sueño deficiente. El estudio también indica que aburrirse provoca que pospongamos el descanso.

«Acostarse más tarde de lo previsto tiene que ver con una baja autorregulación, ya que los que postergan este momento, responden mejor a las distracciones. Uno de los motivos podría ser que después de un largo día de trabajo, los recursos para la autorregulación son insuficientes», comenta la Dra. Ai Ni Teoh, autora del trabajo y profesora de psicología en la Universidad James Cook de Singapur.

El estudio analizó un modelo que vinculaba el aburrimiento con la falta de atención que resultaba en un retraso en la hora de acostarse y un empeoramiento en la calidad del sueño.

Aunque directamente aburrimiento y mala calidad de sueño no están relacionados, algunas de las emociones que se pueden desarrollar en periodos de hastío sí se vinculan con ella.

En resumen, parece que el aburrimiento invita a la distracción con experiencias que exigen poca implicación, pero que activan mentalmente, lo que provoca que el momento de acostarse se retrase.

Las rutinas toman un papel fundamental para evitar que esto suceda. Los autores comentan que lo más importante es disminuir el aburrimiento mediante conductas de regulación como mantener horarios estables o llevar a cabo rituales adecuados como desconectar de los móviles al menos una hora antes de acostarse.