¿Cuántas horas hay que trabajar para tener una vida saludable?

Un estudio determina que trabajar más horas podría relacionarse con accidentes cardiovasculares. Los expertos recomiendan trabajar menos horas. ¿quieres saber cuántas? Te lo contamos.

¿Cuántas horas hay que trabajar para tener una vida saludable?
Leer más
Leer más

Un estudio publicado en la revista 'Environment International', estableció que trabajar 55 horas a la semana puede ser tan perjudicial para la salud y hasta provocar riesgo de muerte. La investigación centro su análisis en años anteriores al 2020, cuando se desarrolló la pandemia.

¿Qué dicen los estudios?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), advierten sobre el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, que pueden aumentar el riesgo de muerte, en aquellas personas que laboren más de 55 horas semanales.

«Trabajar 55 horas o más a la semana representa un grave peligro para la salud», subraya la doctora María Neira, directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS. «Es hora de que todos -gobiernos, empleadores y trabajadores- finalmente reconozcamos que las largas horas de trabajo pueden causar muertes prematuras», advierte.

Este análisis determina que trabajar 55 horas semanalmente o más se asocia con el 35% de riesgo de un accidente cerebrovascular, con consecuencia de muerte en un 17%, en comparación de aquellas personas que solo trabajan 35 o 40 horas semanales.

Los autores del estudio agruparon datos para este análisis, que se vuelven más vigentes en la época de pandemia, en donde es más difícil desconectarse, debido al teletrabajo.

Las cifras van en aumento

Las cifras muestran un aumento en el número de defunciones a causa de problemas cerebrovasculares, en personas que habían trabajado 55 horas o más durante periodo activo laboral (45-74 años mayor incidencia).

Los números son más críticos cuando se habla de las personas que viven en las regiones del Pacífico occidental y el sudeste asiático, donde el trabajo informal es el principal ingreso de las familias, lo que hace que tengan que trabajar extensas jornadas sin ninguna garantía.

El problema no distingue género según la OMS

«No hemos encontrado ninguna diferencia entre sexos en lo que se refiere al efecto de largas jornadas de trabajo sobre la incidencia de enfermedades cardiovasculares», declaró en conferencia de prensa Frank Pega, especialista de la OMS.

La pandemia agrava la situación

La pandemia ha empeorado la situación, el teletrabajo es la excusa perfecta para trabajar más de 8 horas diarias. Al unir el hogar con el trabajo es más difícil lograr una desconexión.

«El teletrabajo se ha vuelto la norma para numerosas actividades, a menudo borrando las fronteras entre la casa y el trabajo. Además, muchas empresas se han visto obligadas a reducir o interrumpir sus actividades para ahorrar dinero, y las personas que mantienen en planilla terminan con horarios de trabajo más largos», declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

La OMS también recomendó que establecer momentos de descanso que permitan que los trabajadores llevan una vida más saludable y con menos tensión.