¿Cuál es la mejor postura para dormir? Aprende a descansar

La postura de nuestro cuerpo es la clave para entender muchos de los dolores y malestares que sentimos durante el día. Pero durante las horas de sueño la postura se vuelve aún más importante, porque nos ayudará a descansar adecuadamente.

¿Cuál es la mejor postura para dormir? Aprende a descansar
Leer más
Leer más

¿Te has levantado alguna vez con más dolores que cuando te fuiste a dormir? La razón de que esto ocurra puede ser que hayas dormido en mala postura.

El fisioterapeuta Andrés Hernández Torcal aseguró en una entrevista en medios de comunicación especializados en la salud que una buena postura (tanto por la noche como durante el día) es esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Imaginémonos la cadena de una bicicleta, que roza cuando está mal alineada. Al final, ese roce, mantenido en el tiempo, puede producir un desgaste de la cadena. Es decir, que funcione mal, se oxide o no funcione como debería... Pues bien, en el cuerpo ocurre exactamente lo mismo.

Es por eso que es importante prestar atención a nuestra postura a todas las horas del día, pero en especial durante las horas de sueño.

Una postura incorrecta puede producir dolores musculares, desgaste prematuro e infinidad de lesiones

La mejor forma de dormir

Cuando preguntaron al experto sobre cuál era la mejor postura para dormir, respondió que aquella en la que estuviéramos más cómodos. Pero claro, no se refería a las costumbres adquiridas que nos hacen sentir confortables, sino a una postura que sea auténticamente cómoda.

La tendencia general entre los médicos y fisioterapeutas es dormir de lado o decúbito lateral (de lado o de costado, en un plano paralelo al suelo)

Explicaba el fisioterapeuta. Con esta postura evitaremos dolores cervicales y en muchas articulaciones, al ser una posición natural que no nos obliga a generar ningún tipo de torsión.

Para completar la postura ideal, el profesional recomendó poner un cojín entre las piernas, con las rodillas ligeramente flexionadas, y con una sola almohada en la cabeza.

Esto ayudará a aliviar la tensión lumbar y así habrá menos posibilidades de tener dolores