Covid-19: ¿debemos preocuparnos por los efectos secundarios a largo plazo de la vacuna? La respuesta categórica de este médico

Algunas personas están preocupadas por los efectos secundarios a largo plazo después de la vacuna contra el Covid-19. Una preocupación que no tiene razón de ser según este médico.

Covid-19: ¿debemos preocuparnos por los efectos secundarios a largo plazo de la vacuna? La respuesta categórica de este médico
Leer más
Leer más

Aunque la campaña de vacunación se ha acelerado, luego que en varios lugares de Europa se haya establecido la obligatoriedad del pase de vacunación, sin embargo, hay muchos que siguen preocupados por los efectos secundarios a largo plazo de las vacunas Covid-19, como los descubiertos con la vacuna Johnson&Johnson.

"Es una fábula"

Entrevistado este viernes 16 de julio en Europe 1, Olivier Épaulard, catedrático de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Grenoble, asegura que "no hay ninguna". Según él, los efectos secundarios a largo plazo de las vacunas no se basan en ninguna justificación científica, "es una fábula", dice.

"Los efectos adversos de las vacunas son muy raros", dice. Además, señala el profesor Épaulard, son bien conocidos. En general, se producen dos semanas después de la inyección, o incluso dos o tres meses después de la vacuna, "como ocurrió con una de las vacunas contra la gripe en 2009", dice el médico de Grenoble.

Los efectos "ya se han superado ampliamente”

Para el catedrático, los tan temidos efectos secundarios indeseables ya han quedado atrás: "este periodo excepcional de dos a tres meses ya ha sido ampliamente superado", afirma, refiriéndose a los avances médicos y al bagaje científico mundial en el estudio de las vacunas. "Cuando se desencadena una respuesta inmunitaria, no hay efectos adversos a largo plazo (...) No existe tal cosa", respondió de forma inequívoca.

Desde el inicio de la campaña de vacunación en España hasta la actualidad, según el informe del Ministerio de Sanidad del 16 de julio de 2021 las personas vacunadas superan los 23 millones con la pauta completa, lo que representa que el 49.3 % de la población estaría inmunizada.